La final europea sueña en la capital

HIlario L. Muñoz
-

Hoteles de la capital cuentan con reservas de aficionados ingleses que acuden a España este fin de semana para el partido

La final europea sueña en la capital - Foto: JUAN MEDINA

La final de la Champions League que se celebra este sábado en el estadio del Atlético de Madrid tendrá su eco también en Ciudad Real, donde hay hoteles que tienen reservas de ciudadanos ingleses que acudirán a la finalísima. El partido que mide al Tottenham y al Liverpool ha provocado que la oferta hotelera de Madrid no sea suficiente y que algunos aficionados hayan optado por hacer noche en ciudades cercanas como Segovia o Ciudad Real, donde el AVE sitúa a estos aficionados a menos de una hora en Madrid y a precios más económicos.
Quienes duerman en Ciudad Real vienen a título individual y sus horas previstas de entrada apuntan a que aterrizarán para ver el partido y harán noche en Ciudad Real. Por ejemplo, en el hotel Parque Real estas reservas el sábado suponen un 10 por ciento de la ocupación prevista y existen otros hoteles que cuentan con este tipo de reservas. Por parte de la Policía Nacional apuntaron que no hay previsto ningún dispositivo ya que quienes vienen a Ciudad Real son aficionados, sin que estén previstos hooligans que en otras provincias han conllevado el despliegue de más agentes.
Por su parte, desde la asociación provincial de Hostelería, su gerente, Cristina Miranda, indicó que es «positivo» que lleguen este tipo de eventos a Ciudad Real, porque es un turismo de «alto poder adquisitivo», lo que interesa mucho por las infraestructuras de Ciudad Real. Que un evento a 200 kilómetros tenga su impacto en La Mancha es «gracias al AVE», apuntó Miranda, quien dijo que se trata de un beneficio de la celebración de la Copa de Europa en España aunque sea de «forma tangencial». Miranda recordó que los hoteles de Ciudad Real son mucho más nuevos que cualquiera de Madrid y esto hay que saberlo explotar porque el AVE no es solo un medio de transporte para los que trabajan, ni para los que vienen un día a Ciudad Real sino que se trata de «una herramienta que puede acercar a grupos de gente para que conozcan la zona y que duerman dos o tres noches».