Vigilan San Martín de Porres, La Granja, Pilar y San Antón

Hilario L. Muñoz
-

Efectivos de la Policía Nacional llegados de Madrid investigan las trayectorias de los disparos para esclarecer tanto el homicidio como los altercados ocurridos hoy en los barrios

Vigilan San Martín de Porres, La Granja, Pilar y San Antón - Foto: Rueda Villaverde

La Policía Nacional se encuentra vigilando con agentes uniformados y de paisano cuatro barrios de la capital como consecuencia del tiroteo ocurrido en la noche del pasado lunes. Se trata de los barrios del Pilar y San Martín de Porres, el primero donde se produjo el incidente y el segundo donde ocurrió el velatorio, ambas zonas en las que hoy ha habido fuertes altercados, con daños a varios vehículos, quemados y apedreados, y también en viviendas. Además se está vigilando la zona de la Granja y San Antón, donde habitan bien familiares de Ramón Torres, el fallecido en el tiroteo del lunes, o de alguno de los siete detenidos por estos hechos. El objetivo es "tratar de localizar e identificar a gente que pueda hacer daño en la propiedad ajena" con la intención de que "todo aquel que participó en los disparos y que aquellos que han causado daños sean identificados, detenidos y puestos a disposición judicial". 

La situación actual tras lo ocurrido esta mañana es de control, con "todo tranquilo", tras el velatorio ocurrido en San Martín de Porres o el entierro, aspectos que también se ha dado seguridad, al igual que a los próximos acontecimientos que vayan ocurriendo y que estén relacionados con estos hechos, dijo el comisario provincial, Alberto Camacho.

Esta labor de vigilancia ha sido expuesta por el comisario jefe quien ha hecho un resumen de lo ocurrido y ha señalado algunas de las claves de investigación, guardando el secreto de sumario. "El lunes por la tarde se recibieron una serie de llamadas al 091, alertando de un fuerte tiroteo y rápidamente Policía Nacional y Policía Local, de forma coordinada, llegaron a la zona donde había un altercado muy grande, con mucha gente por la calle”. En ese momento se trabajó en asegurar la zona, enviar la gente a sus domicilios y trasladar a una persona herida al hospital, donde falleció. "Para evitar más problemas participaron todas las unidades que trabajan de seguridad ciudadana uniformada, gente de otras brigadas y se cerró y perimetró el barrio", donde había un desorden terrible porque había  habido "muchos disparos", ha dicho Camacho. Desde el primer momento se pidió además el apoyo de la Jefatura Superior de Castilla-La Mancha y enviaron una Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Toledo, que se reforzará mañana "por lo que pueda pasar estos días", ha avanzado. 

Vigilan San Martín de Porres, La Granja, Pilar y San AntónVigilan San Martín de Porres, La Granja, Pilar y San Antón - Foto: Rueda Villaverde

Tras los hechos se inició la investigación, por "homicidio", y se procedió a realizar una serie de registros en los que "se intervienen armas", tanto escopetas como pistolas, y se detuvo a una serie de personas. Posteriormente, hoy, ha habido una serie de desperfectos, con la quema de coches, el destrozo de vehículos con piedras o de una vivienda en el barrio del Pilar, relacionados con ese tiroteo. 

Ahora mismo en la capital se encuentra trabajando especialistas de la policía científica, que están analizando los disparos para ubicar su procdencia. Además se encuentra trabajando "agentes de paisano" con los que tratan de romper "la ley del silencio" que impera en estos barrios, donde conviven muchos familiares y no dicen nada sobre lo ocurrido. También se siguen varias líneas de investigación abiertas por llamadas que se han recibido en la Policía Nacional, algo que agradece, mientras se advierte que cualquier llamada falsa, que también se está recibiendo alertando de falsos incidentes, será perseguida y sancionada por la Policía Nacional. La línea principal podría ser la balística, para ubicar la procedencia de los disparos y dar con los autores de los hechos. 

En la actualidad trabajan la brigada provincial de policía judicial, la brigada provincial de policía científica y la comisaría general de policía científica que desde Madrid han enviado a una unidad especial. Mientras, en prevención, ahora mismo hay presencia de agentes de Toledo, de la jefatura superior con la UPR y los grupos de prevención de la Comisaría Provincial de Ciudad Real y en alerta, “por si fuera necesario”, al resto de comisarías de la provincia. Además de personal de paisano dentro de las barriadas.

Vigilan San Martín de Porres, La Granja, Pilar y San AntónVigilan San Martín de Porres, La Granja, Pilar y San Antón - Foto: Rueda Villaverde

Camacho quiso dejar claro que el incidente se investiga como un hecho solo, aislado de anteriores enfrentamientos como el de Miércoles de Ceniza a las puertas de los juzgados, donde se detuvo a los autores, o el tiroteo de la carretera de Carrión, donde también se detuvieron. "Son rencillas que vienen de atrás, hay un enfrentamiento y salta la chispa", señaló el comisario, sin entrar en anteriores hechos, ya que el objetivo es localizar a los autores de los desperfectos. 

Por último, el comisario señaló que los detenidos no se han puesto a disposición judicial, se encuentran aún dentro del plazo de 72 horas para llevar a los detenidos ante el juez, y que los efectivos policiales están redactando el atestado. 



 

Vigilan San Martín de Porres, La Granja, Pilar y San AntónVigilan San Martín de Porres, La Granja, Pilar y San Antón - Foto: Rueda Villaverde