Más avales para doblar la potencia regional de renovables

I. Ballestero
-
Planta fotovoltaica en Manzanares. - Foto: Pablo Lorente

160 proyectos han avalado con 84,4 millones de euros su interés por instalarse en la provincia, con una potencia que superaría los 5.500 MW. La Consejería de Economía tiene en tramitación otros 36 expedientes cuyos proyectos suponen 1.300 MW

La provincia de Ciudad Real parece decidida a coger la bandera de las energías renovables. No sólo porque ya el año pasado estaba muy cerca de cumplir con los objetivos en materia de producción limpia dentro de su mix energético que marca Europa para el año 2030, y que se sitúa en un 32 por ciento del total, y sino porque esa capacidad de producción de energías renovables tiene visos de crecer de una manera amplia. Apuestas como pueden ser la implantación de FerroSolar en Puertollano, allí donde una vez hubo un nudo de fábricas dedicadas a la fotovoltaica en el polígono industrial de La Nava, o como la llegada de nueve plantas fotovoltaicas a Manzanares en los próximos meses para sumar 339,35 megavatios a la producción actual dan un testimonio del presente de las energías limpias en territorio ciudadrealeño, pero hay cifras que apuntalan también el futuro. Por ejemplo, que la Junta de Comunidades tenga en tramitación 36 expedientes para proyectos que podrían sumar otros 1.300 megavatios a la capacidad de producción de energías limpias. O que 160 iniciativas hayan depositado avales por valor de 84,4 millones de euros para proyectos que tendrían la capacidad de duplicar solo en la provincia la potencia instalada de producción energética a través de renovables de toda la región.
Vaya por delante que el depósito de avales es sólo uno de los trámites para convertir los proyectos en realidad, y que queda camino por recorrer. Cabe la posibilidad de que algunos de esos proyectos acaben por no materializarse o por alzarse en otros puntos de la región o del país, porque buena parte de las empresas que los proyectan avalan en los emplazamientos que más les interesan antes de elegir la ubicación final de la planta a construir. Pero la segunda parte del enunciado, la de que la materialización de esas iniciativas supondría duplicar la potencia instalada en la actualidad en toda Castilla-La Mancha, no es baladí. No en vano, la región es la tercera de todo el país en potencia instalada de tecnologías renovables, con 5.254 megavatios en el año 2017, según las cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia recogidas por la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) en su último Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España. La potencia a instalar en la provincia de convertirse en realidad esos proyectos que ya se han avalado para su implantación en el territorio superan los 5.581 megavatios.
Según las cifras aportadas por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, de la que depende la Dirección General de Industria, a este diario, en poder del Gobierno regional hay depositados avales para 160 proyectos de implantación de energías renovables en la provincia de Ciudad Real, por un importe total de 84,4 millones de euros y una potencia a instalar de 5.581 megavatios. Esa potencia es más de la instalada en todo el conjunto de la región en los datos de 2017 (5.254), y a ella, en la previsión del futuro ciudadrealeño en las energías limpias, hay que sumar los otros 36 proyectos que la Junta tiene en tramitación también para este territorio, y que suponen una potencia de energía renovables de 1.310 megavatios. Eso, en una región que podría autoabastecerse con esta energía, buena parte de la cual exporta.
«En la región producimos el 8 por ciento de toda la energía eléctrica del país, y apenas consumimos el 4, así que somos grandes exportadores, sobre todo a Madrid y a la región valenciana», explicó en su día a La Tribuna José Luis Cabezas, director general de Industria. «De toda la energía eléctrica que producimos, el 52 por ciento es de origen renovable, y sólo consumimos la mitad». En la región, la producción de energía eléctrica está en 21.300 gigavatios hora, y el consumo es de 11.000, «o lo que es lo mismo, la producción de energía eléctrica de origen renovable está por encima del consumo, por lo que si nos aisláramos, podríamos autoabastecernos completamente con la energía eléctrica de origen renovable que producimos», aseguró entonces.
Y esos números mejorarán. Manzanares, por ejemplo, sumará a la potencia instalada en la actualidad un parque fotovoltaico de 340 megavatios gracias a la llegada de nueve empresas, y en los términos municipales de Almodóvar del Campo y Puertollano se ha instalado una gran planta con una potencia de 49 megavatios. Esas instalaciones se sumarán a los 8.200 megavatios que tenía instalados el parque energético regional en cifras de 2018, de los cuales un 73 por ciento es de origen renovable, un porcentaje que crecerá aún más con la llegada de nuevos proyectos. Sobre todo si los avales para las iniciativas en territorio ciudadrealeño acaban por convertirse en realidad.