scorecardresearch

"Es una película sobre la familia, con un toque nostálgico"

María Prat
-

independiente. Aunque hasta el momento siempre se había decidido por realizar películas de autor, con esta entrega apuesta por el cine más comercial

El director de la cinta, Jason Reitman. - Foto: Eric Charbonneau Sony Pictures

Jason Reitman creció pasando muchas horas en los set de rodaje de su padre, el cineasta Ivan Reitman, director, entre otras, de las dos primeras películas de Los Cazafantasmas. No es extraño que, cuando se convirtió en adulto, decidiera seguir sus pasos y dedicarse al cine. Hizo sus pinitos como actor, pero lo que realmente le motivaba era escribir y dirigir, y demostró que tenía talento para ambas cosas en películas excelentes como Juno o Up in the air. 

¿Puede comentarme un poco sobre el origen de esta nueva película?

Hace ocho o 10 años se me ocurrió un personaje. Era una niña de 12 años que encuentra un equipo de protones en un granero. Poco a poco, empecé a pensar en su historia. 

¿Y encontró la forma a través de las películas de su padre?

Sí. Bueno, yo me considero el primer seguidor de Los Cazafantasmas. Tenía siete años y me pasaba la vida en el set de rodaje antes de que nadie supiese qué era un perro del terror o un equipo de protones. Guardé en casa un trozo del muñeco Stay Puft que conservé en una estantería durante toda la adolescencia.

Hábleme  sobre el tema de esta película y por qué es un poco distinta.

Quería hacer una cinta que fuese tanto para mi padre como para mi hija. Los Cazafantasmas siempre ha sido una película sobre marginados que se convierten en héroes cuando se ponen a cazar fantasmas.

¿Por qué hacer este filme ahora?

Me surgió la idea del personaje de Phoebe, una científica brillante de 12 años, una creadora, alguien que fabrica cosas con las manos. Los Cazafantasmas siempre ha sido una saga sobre gente que fabrica cosas. Cuando Harold Ramis falleció supe quién tenía que ser esta niña, la nieta de Egon Spengler. Esa era la historia que quería contar.

¿Cómo de importante es la dinámica familiar en la película?

Siempre me han atraído las historias familiares como Juno o Young adult. Al final todas ellas son películas sobre familias. 

¿Le pidió algún consejo a su padre, que es productor del largometraje?

Vaya, sin duda. De vez en cuando, una película se convierte en una obra mágica. Es algo inexplicable lo que las hace tan buenas. Estoy pensando en todas esas grandes cintas de los 80 como Regreso al futuro, o En busca del arca perdida. Hay algo en su ADN que hace que nos llegue a todos. Es muy complicado adivinar qué es desde un punto de vista arqueológico. No tiene que ver con una escena, un personaje o una parte del diálogo. Es un tipo de magia inexplicable que nos conecta. 

¿Qué papel jugó el legado de Harold Ramis? 

De pequeño conocí en el rodaje a Violet Ramis, la hija de Harold. Volvimos a hablar hace un año o dos. Fue una de las primeras personas a las que le mandé el guion. Fue un momento maravilloso cuando lo leyó y lo comentamos por primera vez, además de hablar sobre su padre. Cuando pienso sobre el origen de todo me imagino a Dan Aykroyd, Harold Ramis y mi padre sentados en una habitación escribiendo juntos.

¿Qué cree que diferencia a esta película del resto?

Esta es una cinta sobre los Cazafantasmas que mira hacia atrás y adelante al mismo tiempo. Queríamos darle un toque nostálgico y reconectar con todos esos elementos que caracterizan a esta franquicia.

ARCHIVADO EN: Cine, Adolescencia