scorecardresearch

Un verano de récord da paso a un otoño más cálido

M. E.-R. CH.
-

La estación estival deja temperaturas máximas en agosto y fuertes precipitaciones durante este mes y en junio. A las 21.21 horas se producirá el cambio de estación, que arranca con lluvias débiles dispersas y mínimas en ligero ascenso

Un verano de récord da paso a un otoño más cálido - Foto: Rueda Villaverde

Hoy miércoles, concretamente a las 21.21 horas, el verano dejará paso al otoño después de haber lucido en el calendario durante 93 días, desde el 21 de junio. Ciudad Real deja atrás tres meses estivales en los que ha tenido todo tipo de episodios meteorológicos, sobre todo, durante el mes de agosto, con una gran ola de calor, con récord de temperatura máxima y fuertes precipitaciones con tormentas y granizadas.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) resume el verano como un junio con temperatura y precipitaciones normales, un julio cálido y seco, y un agosto muy cálido y muy húmedo. Meses a los que habría que añadir unos días de septiembre con temperaturas también dentro de la normalidad y episodios de lluvia intensa, como el del pasado día 14 (21,8 litros por metro cuadrado), e incluso granizadas, como la del día 1 (12,6 l/m2).

La Aemet recoge que en el mes de junio la temperatura media en Ciudad Real fue de 23,6 grados, alcanzándose la máxima en Almadén el día 9, con 37,8º. Las precipitaciones dejaron picos como el vivido en Tomelloso, el día 5, con hasta 53,4 l/m2, en lo que fue una de las mayores tormentas de los últimos años y que llegó a inundar calles, casas, cocheras y comercios.

Agosto fue un mes 'muy cálido' según la Aemet.Agosto fue un mes 'muy cálido' según la Aemet. - Foto: Rueda VillaverdeEn julio, la temperatura media registrada por la Aemet en Ciudad Real fue de 27,2 grados, con un pico de calor medido en Minas de Almadén de 42,6. Apenas llovió en todo el mes, con por ejemplo, 0,1 litros por metro cuadrado en Ciudad Real capital.

Cuando sí llovió muy por encima de la media fue en el mes de agosto, que adquirió el calificativo de muy húmedo por parte de la Aemet. Las precipitaciones en la capital llegaron a 19,8 l/m2, por encima de la media histórica, mientras que en Membrilla, localidad para la que este mes resultó ‘extremadamente húmedo’, se llegaron a recoger 78,4 litros.

En cuanto a las temperaturas, agosto resultó ‘muy cálido’, con una media de 27,5 grados, casi dos grados más de lo normal. El día 10 llegaba la primera ola de calor veraniega, y el día 13 Ciudad Real registraba un máximo histórico de 42,6 grados. Nunca antes había hecho tanto calor en ningún día de agosto, mientras que Almadén se ‘freía’ a 45,4 grados.

Con respecto al verano de 2020, según los datos de la Aemet este mes de junio en Ciudad Real ha sido más húmedo, el de julio menos caluroso pero más seco, y agosto ha resultado mucho más caluroso y menos húmedo.

 

UN OTOÑO ALGO MÁS CALUROSO Y, QUIZÁ, SECO

Con intervalos nubosos a primera hora de la mañana, sin descartar lluvias débiles dispersas y con temperaturas mínimas en ligero ascenso despedirá la provincia de Ciudad Real hoy al verano para recibir al otoño, una estación que se prolongará hasta el 21 de diciembre, cuando dará comienzo el invierno.

Se abre un periodo de 89 días y 20 horas exactamente que la Aemet espera que sea algo más cálido de lo que viene siendo habitual en la provincia. Así lo avanza la Agencia Estatal de Meteorología en su predicción estacional que abarca desde septiembre a noviembre y que incluye a Ciudad Real en el territorio donde lo más probable es que haga más calor que en otros años. En 2020, el otoño arrancó con máximas por encima de los 30 grados en la provincia y no fue hasta el mes de noviembre, el día 19, cuando el termómetro cayó por debajo de los cero grados, con una mínima de -0,2 grados centígrados.

Otra cosa serán las precipitaciones. El tramo del año que suele dejar más lluvias no muestra en las cuentas de la Aemet una probabilidad de que vaya a ser más o menos  húmeda que otros años. Sí podría ser que la mitad oeste de la provincia tuviera un otoño algo más seco de la habitual, aunque desde la Aemet recuerdan siempre lo difícil de trazar esas previsiones a largo plazo y en una estación tan variable como suele ser el otoño.

En esta misma estación de 2020, el Observatorio Meteorológico de la capital recogió casi 150 litros por metro cuadrado de lluvias, con el 19 de octubre como la jornada con más precipitaciones, con casi 22 litros de agua recogidos.