Los partidos se embolsan 783.000 euros tras el 28-A

I. Ballestero
-

El PSOE es el que hará más caja pero también el unico perjudicado por el límite de subvención de gasto que impone la Ley Electoral, que le resta casi 100.000 euros

Los partidos se embolsan 783.000 euros tras el 28-A

Ocuparon apenas un apéndice dentro del glosario de informaciones que brotaron de las elecciones generales del pasado 28 de abril, pero ya con los primeros resultados que se iban conociendo había noticias que apuntaban al posible impacto que los malos resultados de algunas formaciones políticas podrían tener en su economía, señalando de manera directa al Partido Popular. Los miembros de la formación en Ciudad Real aseguraron en el día de ayer, en un desayuno con los medios con motivo de la campaña de las autonómicas, que aún no habían hecho un cálculo económico sobre las pasadas generales. La Tribuna sí. Según las bases que se recogen en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, cinco formaciones políticas de la provincia se van a repartir más de 783.000 euros en concepto de subvenciones por gastos electorales que contempla la normativa en función de sus resultados en los comicios. El PSOE, que obtuvo las mejores cifras en las urnas, se lleva la mayor cuantía pero también es el único partido perjudicado por una ley que establece un límite máximo se subvenciones, y que le resta a los socialistas alrededor de 100.000 euros.
Partido Socialista, Partido Popular, Ciudadanos, Vox y Unidas Podemos son las cinco formaciones que ingresarán dinero por sus resultados en la provincia. En el caso de las cuatro primeras, por haber obtenido representación en el Congreso, en el Senado o en ambas; y en el caso de Unidas Podemos porque, aunque no obtuvo representación, sí contará con grupo parlamentario propio en al menos una de las dos cámaras. En total, la Ley Electoral estipula que las cinco formaciones se repartirán 783.629,2 euros, de la siguiente manera: PSOE 256.038,8 euros; Partido Popular 197.526,92 euros; Ciudadanos 133.544,88 euros; Vox 125.146,8 euros y Unidas Podemos 71.371,8 euros. De estos partidos, el PSOE, el triunfador en las urnas ciudadrealeñas esa noche, es el único que se ve afectado por el límite impuesto por ley, ya que su asignación debería alcanzar los 353.881,04 euros si no se aplicara ese límite.
Ahora, las cuentas. La Ley Electoral, en su artículo 175, establece diferentes subvenciones en función de los resultados en las urnas de unas elecciones generales. En concreto, en primer lugar, otorga 21.167,64 euros por cada escaño obtenido en el Congreso y en el Senado por cada uno de los partidos. En esta primera parte, y teniendo en cuenta el reparto electoral, el PSOE ingresará 42.335,48 euros por sus dos escaños en el Congreso y 63.502,92 euros por sus tres sillones en el Senado. El Partido Popular ingresará 21,167,64 euros por su escaño en el Congreso y otros 27.167,64 euros por su sillón en el Senado, y Ciudadanos y Vox 21.167,64 euros cada uno por los escaños de Francisco Fernández-Bravo y Ricardo Chamorro, respectivamente.
La suma sigue. En el Congreso, la Ley Electoral otorga 0,81 euros por cada uno de los votos conseguidos siempre y cuando el partido político haya obtenido representación en esa cámara en la circunscripción. Es decir, que en esta variable hay que multiplicar los votos de PSOE, PP, Ciudadanos y Vox por esa cantidad recogida por la ley: Partido Socialista 81.424,44 euros (100.524 votos), PP 56.298,24 euros (69.504 votos), Ciudadanos 41.005,44 euros (50.624 votos) y Vox 32.607,36 euros (40.256 votos). Ahora hay que transformar en liquidez los votos obtenidos en el Senado, aunque en esta suma sólo participan el Partido Socialista y el Partido Popular. En el primer caso, hay que multiplicar los votos de Jesús Martín (102.547), de Carmen Mínguez (99.308) y José Manuel Bolaños (95.790) por 0,32 euros, y hacer lo propio con los 86.005 votos que obtuvo Carmen Quintanilla. O lo que es lo mismo, sumar al PSOE 95.246,4 euros y al PP 27.521,6 euros en su haber.
La última suma de cantidades es fija para todos los partidos y se obtiene de multiplicar el número total de electores de la provincia (396.510) por 0,18 euros en concepto de envío de sobres, papeletas electorales y propaganda, sabiendo que para acceder a esta subvención deben haber obtenido representación en alguna de las dos cámaras. O lo que es lo mismo: 71.371,8 euros para PSOE, PP, Cs, Vox y Unidas Podemos. Esta cantidad está exenta del límite que va a reducir, en aplicación de la ley, la asignación para el Partido Socialista.
limitación. De esta forma, la cuenta total debiera ser la que sigue: PSOE 353.881,04 euros (282.509,24 por su representación parlamentaria y votos y 71.371,8 euros por el envío de papeletas y propaganda); PP 197.526,92 euros (126.155,12 más 71.371,8 ), Ciudadanos 133.544,88 euros (62.173,08 más 71.371,8), Vox 125.146,8 euros (53.775 más 71.371,8) y Unidas Podemos 71.371,8 euros, sólo en concepto de envíos electorales.
Cuatro de las cantidades se corresponden con el montante final, pero no la del PSOE. La ley establece una limitación en la subvención, un tope que es resultado de multiplicar la población de derecho de la provincia (499.100, padrón definitivo de 2018) por 0,37 euros, por lo que el límite máximo en concepto de resultados y representación en la provincia queda en 184.667 euros. De esta forma, el PSOE suma 256.038,8 euros, porque ese límite le resta prácticamente 100.000 euros de la suma total.