El Iriaf impulsó la formación con 24 jornadas y 50 cursos

Ana Pobes
-
Una actividad organizada en el Iriaf. - Foto: Rueda Villaverde

l director del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal, Esteban García, insiste en que una de las claves del centro es la formación, por lo que se prevé que la cifra aumente en el presente ejercicio.

El Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (Iriaf) es un centro de investigación, con sede en Tomelloso, al que se adscriben todos los centros de investigación de la Consejería de Agricultura. Se trata del Centro de Investigación Apícola y Agroambiental de Marchamalo (Guadalajara), el Centro de Investigación Agroforestal de Albaladejito (Cuenca), el de Investigaciones Agropecuarias Dehesón del Encinar, en Oropesa (Toledo) y en la provincia de Ciudad Real los centros de Investigación Agroambiental El Chaparrillo y el de Selección y Reproducción Animal, ubicado en Valdepeñas, además del centro de Investigación de la Vid y el Vino (Ivicam), en Tomelloso y la Estación de Viticultura y Enología, en Alcázar de San Juan, sin olvidar la planta de escalado bioindustrial Clamber de Puertollano.
El Iriaf vio la luz en 2015 para potenciar la investigación, desarrollo, innovación, formación, modernización y transferencia de conocimientos y resultados de la investigación dirigidos a diferentes sectores como el agrícola, ganadero, forestal o cinegético en otros muchos. Todo un rango de centros y toda una diversidad de factores en los que el año pasado se impulsó la formación con 52 cursos (de varios días) y 24 jornadas formativas (espacio de tiempo de un día), una cifra que va camino de superarse en el actual ejercicio, donde ya se han realizado 20 cursos y 10 jornadas. Y es que, si el año pasado fue positivo en cuanto a formación, 2019 sigue los mismos pasos. Los datos hablan por sí solos, pues de momento, y en lo que va de año, ya se han realizado una decena de jornadas y una veintena de cursos, de los que 15 se han impartido en los centros dependientes del Instituto en la provincia de Ciudad Real, donde más centros tiene el Iriaf bajo su responsabilidad y coordinación. Así lo comenta a La Tribuna, el director del Instituto, Esteban García Romero, quien resalta las tres funciones básicas de funcionamiento del centro: El I+D+i en el sector agrícola y ganadero, la transferencia de conocimientos que nacen de esa investigación, desarrollo e innovación y la formación. Este último pilar «básico», dirigido a los agentes que ya trabajan en el sector y en apoyo a los futuros técnicos que «se encuentran realizando estudios de enseñanza reglada». El año pasado la formación llegó a cerca de un millar de personas.
Entre las novedades que han visto la luz en los últimos años, García Romero destaca el convenio suscrito el año pasado con la Consejería de Educación mediante el cual los investigadores del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal imparten un programa de formación especializada en viticultura para los alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria de Villarrobledo, en la provincia de Albacete. Esto supone, según García, que «además de la parte reglada de grado superior en viticultura que se imparte en el instituto, se programan cuatro jornadas de formación en las que se expone a los estudiantes las últimas novedades en investigación, desarrollo e innovación del sector vitivinícola». «Tanto la Consejería de Educación como el Iriaf creemos que es fundamental ofrecer este grado de formación de máxima especialización sobre la base de las necesidades y realidades del mundo laboral y técnico del sector», argumenta. Una primera experiencia que «ha tenido buena acogida» y que tendrá carácter de continuidad, por lo que se prevé que el próximo curso se ofrezcan cinco en vez de cuatro jornadas.
El director del Iriaf resalta también la colaboración entre el centro de Investigación de la Vid y el Vino (Ivicam) y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en materia formativa. De hecho, por tercera vez consecutiva se ha impartido una jornada de formación dentro del máster universitario de viticultura, enología y comercialización del vino que programa todos los años la universidad regional. Igualmente, continúa explicando, los investigadores del Iriaf ofrecen los resultados de sus investigaciones a los estudiantes.


Prácticas. El Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (Iriaf) pone la guinda a la formación con la realización de prácticas. En este sentido, su director explica que se ofrece la posibilidad de que todos los alumnos universitarios y de Enseñanza Secundaria puedan hacer prácticas. Y con ese objetivo, tiene convenios con 15 centros de Secundaria, de los que tres son de otras comunidades autónomas (Valencia, Badajoz y Andalucía) y con 19 universidades (ocho de ellas extranjeras). El año pasado, realizaron prácticas 60 alumnos en los diferentes centros dependientes del Iriaf, por lo que «estamos muy contentos con los resultados», subraya al tiempo que recuerda que este año han realizado o están realizando prácticas dos alumnos de Enseñanza Secundaria y 22 de universidad.