SaMS prevé crecer tras contar con otro cliente internacional

A. Criado
-

La fábrica manzanareña, que acaba de firmar un nuevo convenio colectivo, con vigencia hasta 2021, trabajará para «el mayor productor de motores del mundo».

Instalaciones de SaMS en Manzanares. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las buenas noticias se suceden en System and Manufacturing Spain (SaMS). Tras la firma del nuevo convenio colectivo, con vigencia hasta 2021 e importantes mejoras salariales y sociales, la fábrica manzanareña ha suscrito un acuerdo con «el mayor productor de motores del mundo», al que suministrará componentes de automoción para sus vehículos pesados y maquinaria agrícola. Un nuevo cliente internacional que «consolida la perspectiva de crecimiento» de esta firma.
Así lo puso de manifiesto a La Tribuna el secretario del comité de empresa, Juan Jiménez Contreras, que asegura que la dirección de SaMS está dispuesta a hacer «las inversiones que sean necesarias en la planta para poder acoger cualquier proyecto nuevo que sea viable». Este escenario empresarial ha propiciado un incremento del 10 por ciento de la plantilla de indefinidos, que se eleva a 108 trabajadores, y también de los empleados eventuales, que se sitúan en torno a la treintena, con tres nuevas incorporaciones en este mes de mayo.
Recuerda que el convenio colectivo firmado recientemente por la dirección de la empresa y los representantes sindicales contempla los contratos relevo para los trabajadores que se quieran jubilar a los 61 años, entrando los nuevos empleados como «indefinidos desde el primer día». «Se trata de una salida digna para estos trabajadores y sin merma en el empleo», enfatiza el también secretario general del sindicato UGT en la provincia de Ciudad Real, que añade que al término del convenio, en 2021, «un 20 por ciento de la plantilla habrá promocionado en la empresa», un mínimo de seis cada año, gracias a la implantación de un sistema de valoración.


Referente en manzanares. Aunque no será obligatorio por ley hasta al menos el próximo año, Jiménez avanza que System and Manufacturing Spain trabaja también ya en un plan de igualdad para su fábrica, que opera desde hace 40 años en el polígono industrial de Manzanares, anteriormente bajo las denominaciones de Santana y Suzuki. La empresa se dedica fundamentalmente a la fabricación de piezas para el sector de la automoción, pero también para el de las energías renovables y la maquinaria agrícola. En sus cuatro décadas de historia, la compañía ha afrontado grandes cambios económicos internacionales y la peor crisis económica, pero ha salido bien posicionada.
En el último trimestre de 2016, la planta pasó a formar parte de una nueva compañía, la resultante de la fusión entre sus antiguos propietarios y un grupo inversor indio especializado en fundición de aluminio, que también cuenta con fábricas en la India y en Estados Unidos y que se hizo con el 80% de la factoría.
En noviembre de 2017, en el marco de las VII Jornadas Empresariales de Manzanares, la empresa System and Manufacturing Spain fue reconocida con el premio a la trayectoria empresaria.