Aumentan las multas por velocidad tras el límite a 90 km/h

Pilar Muñoz
-
Aumentan las multas por velocidad tras el límite a 90 km/h - Foto: Pablo Lorente

En el primer trimestre de aplicación de los nuevos límites de velocidad se han registrado en las carreteras de la provincia de Ciudad Real 53 accidentes menos y también se ha reducido el número de heridos

El número de accidente de tráfico ha disminuido en el primer trimestre del año coincidiendo con la reducción del límite de velocidad a 90 kilómetros por hora en las carreteras convencionales en lugar de los 100km/h, límite de velocidad genérica en algunos tramos de la N-420, A-43 y la N-430, una de las vías de la provincia que registra mayor volumen de tráfico desde Portugal a Levante y que se ha cobrado muchas vidas.
La incidencia en las carreteras de la provincia de Ciudad Real a     raíz de la modificación del límite de velocidad, que entró en vigor el 29 de enero, «es imprecisa en tanto en cuanto sólo ha afectado a tres carreteras», ya que el resto ya se encontraban limitadas a 90 km/h, indican a este diario responsables de la Jefatura Provincial de Tráfico.
En cualquier caso, en el primer trimestre del año se ha reducido la accidentalidad en carretera en la provincia de Ciudad Real, destacan las fuentes tras señalar que «ha habido 53 accidentes menos, seis heridos graves y 29 leves menos» respecto al mismo periodo del año pasado.
Sin embargo, han aumentado las denuncias por exceso de velocidad: 526 más, aunque «no podemos asociar este dato a la reducción del límite de velocidad en tres de las vías de la provincia», puntualizan las fuentes.
La reducción de la velocidad máxima en carreteras convencionales de 100 a 90 km/h decretada por la DGT afecta a cerca de medio centenar de kilómetros de las vías de comunicación de Ciudad Real dado que el resto de tramos de titularidad estatal, autonómica y provincial tenían ya dicha velocidad genérica máxima
Las medidas recogidas en el nuevo Real Decreto reducen de 100 a 90 km/h la velocidad máxima para turismos y motocicletas en carreteras con arcén de más de 1,5 metros. Del mismo modo, han desaparecido las diferencias de límites entre furgonetas, camiones y autobuses con un tope de 80 km/h.
El objetivo principal es «reducir la siniestralidad» en estas vías en las que cada año fallecen muchas personas. En la provincia de Ciudad Real una de las carreteras con un elevado índice de accidentes mortales es la N-430. Un tramo de algo más  de 25 kilómetros de esta vía ha pasado de un límite de velocidad de 100 km/h a 90.
Se trata de un tramo «sensible» al que la Guardia Civil presta una especial atención. «Está sometido a una vigilancia casi permanente por la accidentalidad que registra», subrayan a este diario fuentes del Instituto Armado.
Además está considera una de las carreteras más peligrosas de España con un elevado número de víctimas mortales que llevaron a los vecinos de la zona a constituirse en una plataforma para exigir al Gobierno soluciones.