El acelerón electoral dobla la inversión pública

R. Ch
-

Ciudad Real suma licitaciones de obras civiles y de edificación desde las administraciones públicas por 13,1 millones de euros en el primer trimestre

El acelerón electoral dobla la inversión pública - Foto: Tomás Fernández de Moya

Un reciente informe elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas alertaba de la caída de la inversión pública en el conjunto del país, del envejecimiento de las infraestructuras y del retroceso del ‘stock’ de capital en servicios públicos. «La caída de la inversión del sector público durante la última década ha reducido a niveles negativos la inversión neta», explicaba el informe que situaba a Ciudad Real entre las provincias que más han notado ese frenazo en el gasto que se analiza desde la década de los años 60, pero que no tiene en cuenta las cifras de este 2019 en el que esa inversión pública, al calor de las elecciones, repunta. En Ciudad Real lo hace hasta doblar el dinero dedicado por ayuntamientos, gobierno regional y estatal a licitar proyectos.
Seopan, la patronal de las grandes empresas constructoras, pone negro sobre blanco el esfuerzo inversor de todas las administraciones hasta el punto de que en Ciudad Real, la licitación pública de enero a marzo suma 13,1 millones de euros, por los 6,8 del año pasado, con las administraciones locales -donde se incluyen los 102 ayuntamientos y la Diputación- como la principal y casi única locomotora inversora, con 12 millones de euros aprobados en licitar actuaciones con las elecciones a la vuelta de la esquina.
El efecto ‘urnas’ ya provocó que en la segunda mitad de 2018 las actuaciones a licitar se acelerasen en el ámbito municipal en la provincia, con proyectos valorados en 27,2 millones de euros frente a los 18 millones de la primera mitad del pasado año. En 2017, año ‘valle’ sin elecciones a la vista, el esfuerzo licitador de las administraciones más próximas al ciudadano se quedó en 24 millones de euros a lo largo de todo el año.
La Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras, Seopan, advierte en sus estadísticas que este fenómeno no se queda en Ciudad Real, sino que supera fronteras: en total, la licitación de obra pública del conjunto de las administraciones públicas españolas se situó en 5.318,7 millones de euros hasta marzo, lo que supone un 23,3% más con respecto a la licitación de un año antes.
El Ministerio de Fomento, primer órgano inversor de la Administración central y en Ciudad Real, sin embargo, pasó de largo. Apenas 752.000 euros en proyectos se licitaron en el arranque de año, -en ese mismo periodo Albacete se llevó casi 20 millones de euros- mientras que la administración autonómica también contuvo su impulso inversor con 363.000 euros destinados a proyectos localizados en la provincia de Ciudad Real, frente, por ejemplo, los 9,7 millones que fueron a parar a la provincia de Toledo, la líder en la licitación regional.