España celebra el compromiso del G20 con el cambio climático

Patricia Arce (EFE)
-

Solo EEUU se muestra contrario a firmar la declaración de la cumbre internacional en favor de la lucha contra la amenaza térmica

España celebra el compromiso del G20 con el cambio climático - Foto: Chema Moya

España sale satisfecha de la cumbre del G20 celebrada en Osaka, por considerar que en materia climática se ha conseguido "lo fundamental", que es no dar "ni un paso atrás" con respecto a la anterior cita en Buenos Aires, y por entender que se han dado "pasos adicionales" para el comercio internacional.
Así lo subrayó este sábado el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para quien es importante, en este momento en el que el multilateralismo está siendo "cuestionado", que la cita se haya cerrado con una declaración consensuada en la que España, aseguró, ha hecho "aportaciones importantes". "No ha sido fácil, creánme", dijo en la conferencia de prensa que ofreció al finalizar la cumbre, en la que apuntó que las negociaciones fueron "particularmente difíciles y complejas" en la lucha contra el cambio climático.
Puso en valor que no haya habido retrocesos en este campo, porque todos los países menos uno, EEUU, han reafirmado su "sólido compromiso" con la aplicación de los acuerdos de París, que consideran "irreversibles". "Hemos logrado lo fundamental, y es no dar un paso atrás en nuestro combate ante la mayor amenaza para nuestro planeta, para nuestra Humanidad, que es la emergencia climática", dijo Sánchez. Fuentes diplomáticas ponían en este sentido el énfasis en haber logrado mantener el consenso de 19+1 de Buenos Aires, por el cual se reafirma el Acuerdo de París sobre el clima de 2015 y que está firmado por todos los países menos Estados Unidos.

 

Papel fundamental de España

También se mostró Pedro Sánchez satisfecho sobre la parte comercial del acuerdo, ya que consideró que se han dado "pasos adicionales" para apoyar el proceso de reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC). En el comunicado se reconoce, recordó Sánchez, la necesidad de reformar el sistema de resolución de disputas y de que cualquier negociación comercial para resolver las tensiones existentes sea compatibles con las reglas comunes que representa la OMC.
En definitiva, el presidente del Gobierno piensa que esta cumbre ha lanzado un mensaje de "confianza" en el sistema multilateral de comercio basado en reglas con el que, "lógicamente, la Unión Europea y España están plenamente identificadas".
Por otro lado, Sánchez recordó que el acuerdo del G20 incluye otras cuestiones en las que España ha jugado, dijo, un "papel fundamental", como recordar la importancia la cuestión de género, acabar con la brecha digital o tener en cuenta los fenómenos migratorios.