La tesis del aneurisma enfrenta a forenses en el caso Buján

Pilar Muñoz
-

Los forenses de Medicina Legal de Ciudad Real aseveran que el joven de Herencia murió de un golpe "seco" en la cabeza con un objeto metálico. Dos profesores de Medicina Legal de la Universidad de Santiago discrepan y defienden la tesis del aneurisma

El agente judicial muestra al jurado las pinzas metálicas, presuntamente el arma homicida

La tercera sesión del juicio por la Ley del Tribunal del Jurado que se sigue en la Audiencia Provincial de Ciudad Real por la muerte homicida de Gonzalo Buján el sábado de carnaval de 2018 ha comenzado con la exposición de los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Ciudad Real, dos profesores del departamento de Ciencias Forenses de la Universidad de Santiago y un especialista del Instituto Nacional de Toxicología de Madrid. Cinco expertos en Medicina Legal que han protagonizado una larga discusión sobre la etiología de la muerte de Gonzalo Buján, de 28 años. 
Los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de Ciudad Real que vieron al fallecido en el centro de salud y después realizaron la autopsia aseveran que murió de un golpe "seco", "importante", en la cabeza con un objeto metálico y romo, sentado (dentro del coche) y con el cuello girado. "No se esperaba esa agresión, ha asegurado la forense Carmen Garrido, que cuenta con una dilatada carrera profesional.
Sobre la mesa de la autopsia el cadáver le fue indicando lo que pasó. "Tenía un golpe en la cabeza. Antes de abrir se busca todo lo que puede dar información. Luego vieron que por dentro la herida era más grande, de forma cuadrada, de tres por tres, que "reproducía fielmente" el objeto con el que le dieron el golpe en la cabeza. En el momento de la agresión, Gonzalo Buján "cayó desplomado" y "se le reanimó doce veces", pero nada se pudo hacer. Las pruebas, según la forense, indican que "no hubo un puñetazo ni tampoco una caída y golpe contra el bordillo".
El fiscal durante el informe de los forensesEl fiscal durante el informe de los forensesY las pruebas forenses, según Garrido, también indican que "no había aneurisma, ni alteración cardiológica ni malformación arteriovenosa", ha subrayado la médico forense. 
Tras esta exposición han comenzado su intervención dos profesores de la Universidad de Santiago que han mostrado su disconformidad con el informe de los forenses del Instituto de Medicina Legal de Ciudad Real y han rebatido todas las pruebas esgrimidas. Sólo están de acuerdo en que Gonzalo Buján sufrió una hemorragia cerebral masiva. Pero discrepan respecto a la causa.
La tesis del aneurisma que defienden los abogados de los encausados ha enfrentado a los forenses, unos del Ministerio de Justicia y otros de parte. Éstos últimos han asegurado que Gonzalo Buján murió de una hemorragia subaracnoidea masiva por un aneurisma. 
Tras los informes de los forenses y técnicos del Instituto Nacional de Toxicología sobre las muestras remitidas, las acusaciones y las defensas han elevado a definitivas sus informes y están exponiendo sus alegatos en la sala de vistas del Tribunal del Jurado de la Audiencia Provincial de Ciudad Real.