scorecardresearch

La campaña 'Bonos comercio' confía en el «boca a boca»

Manuel Espadas
-

Los clientes pueden beneficiarse de un descuento del 40% durante este mes de septiembre en los 70 establecimientos adheridos a esta iniciativa, un número escaso para el Ayuntamiento

Jaime Céspedes, de la tienda Nico Hombre, enseña la aplicación ‘Buybono’ en su móvil. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Ayer entró en vigor la campaña para  comprar en algunos establecimientos de Ciudad Real utilizando los bonos con un descuento del 40% sobre el precio final del producto, gracias a al programa ‘Bonos comercio’ activada por el Ayuntamiento de Ciudad Real, a través del Instituto Municipal de Promoción Económica, Formación y Empleo (Impefe), para incentivar el consumo en el comercio local y próximo. Son bonos por valor de 10, 30 y 50 euros, hasta un límite de 250 euros en bonos por persona y 2.500 euros por comercio. Descuentos de los que se hará cargo el Consistorio hasta cubrir una cantidad de 50.000 euros, lo que supondrá un estímulo al consuno de 125.000 euros. Se pueden canjear tantos bonos se quiera para cada compra, sólo durante este mes, en los 70 establecimientos que se han adherido finalmente a la campaña.

Para poder beneficiarse de estos descuentos el consumidor debe darse de alta en la web bonoscomerciociudadreal.es introduciendo sus datos, para después comprar los bonos. El siguiente paso sería descargarse en el móvil la aplicación ‘Buybono’, donde se puede consultar la lista de comercios adheridos. El cliente compraría bonos valorados en 50, 30 y 10 euros, pero pagando solo el 60% (30, 18 y 6 euros), y ese 40% de descuento se lo revertería el Ayuntamiento al comerciante a posteriori.

Pedro Maroto, concejal de Promoción Económica, Formación y Empleo del Ayuntamiento y presidente del Impefe, confiesa que esperaba que la lista de establecimientos participantes hubiera sido más amplia. Defiende que el modo de darse de alta para el comerciante es muy sencillo, por lo que no entiende que la barrera tecnológica sea la causante de que no haya habido más inscritos. Pese a ello, cree que esos 50.000 euros destinados a la campaña se agoten durante el mes. «Creo que va a funcionar bien, sobre todo cuando empiece el boca a boca», confía Maroto, que destaca el beneficio que ese descuento del 40% puede suponer para los consumidores en un mes de tantas compras en sectores como el textil o las papelerías.  

Más publicidad

Los comercios adheridos califican esta campaña como «una buena idea», aunque temen la falta de información que el ciudadano pueda tener sobre ella. Creen que se ha publicitado poco, por lo tendrán que ser ellos los que informen a sus clientes. «Es una forma de animarles a comprar algo que se les pueda hacer caro y que con ese 40% de descuento sí  entra en su presupuesto», dice Jaime Céspedes, de la tienda Nico de la calle de la Cruz. También duda si se ha publicitado lo suficiente Mercedes García-Maroto, responsable de la papelería Leype, que cree que «la gente no se ha enterado bien, pero es una buena idea para reactivar el comercio local». Rubén Pajarón, de Deportes Cronos, confía en que la campaña funcione bien cuando pasen un par de semanas y los clientes «estén más informados por el boca a boca».