El Barça, campeón de la Copa del Rey

Eduardo Gómez
-
El Barcelona con la Copa del Rey de futbol sala. - Foto: Tomas Fernandez de Moya

5
Barça
2
Jaén
Finalizado
El conjunto azulgrana consuma una remontada al límite frente a un irreductible Jaén y conquista su sexto título copero en un Quijote Arena que se tiñó de amarillo gracias a la extraordinaria afición andaluza.

El Barça ha conquistado en el Quijote Arena su sexta Copa del Rey frente a un Jaén que estuvo muy cerca de reptir el milagro de la Copa de España 2015. A 21 segundos estuvo la escuadra amarilla de mandar la final a la prórroga, pero una genialidad de Ferrao y dos tantos a puerta vacía de Marcenio y Adolfo en ese último suspiro colocaron el definitivo 5-2 en el marcador. La escuadra azulgrana levantó el preciado trofeo, pero Jaén puede sentirse muy orgulloso de un equipo que tuvo muchos minutos contra las cuerdas a un adversario que le supera en profundidad de banquillo, algo crucial en este tipo de torneos.

 

El choque tuvo dos mitades muy diferenciadas. En la primera Jaén se puso 2-0 y desarmó por completo a un Barça que cambió de forma radical en el segundo periodo para completar una remontada al límite.

 

El encuentro comenzó a un ritmo frenético, con ocasiones claras para los dos equipos, pero esa efervescencia se fue disipando, sin que las defensas realizaran concesiones. Con el choque atascado, apareció la estrategia. Jaén presionó muy bien una salida de balón de Arthur, provocando una falta peligrosa que Carlitos, máximo artillero de la liga regular, se encargó de transformar.

 

La escuadra amarilla demostró entonces tener más hambre frente a un Barça demasiado dependiente de Ferrao y que tampoco encontraba el camino del gol en el lanzamiento a distancia.

Además, atrás sufría y se iba cargando de faltas, de ahí que su técnico, Andreu Plaza, solicitase tiempo muerto para aclarar ideas. Los andaluces apretaron entonces en defensa y Campoy, con una sutil vaselina, les dio oxígeno haciendo el segundo cuando más sufrían, para delirio de un Quijote Arena teñido de amarillo. Ferrao se echó al equipo azulgrana a su espalda y estrelló un balón en el palo en el minuto 18, justo antes de que Adolfo cometiera de forma inocente la quinta falta, que Carlitos envió a la madera. Hasta el descanso el propio Adolfo pudo reducir diferencias hasta en tres ocasiones, pero Jaén se marchó al intermedio con un preciado botín.

 

Tras la reanudación, Boyis culminó una diagonal de Dyego para apretar el duelo. Fue el principio del fin para un valiente e irreductible Jaén. Los azulgrana iniciaron un asedio con numerosas oportunidades, aunque Giasson también tuvo el 1-3. El acoso barcelonista se tradujo en la quinta falta jienense con más de 11 minutos por consumirse. El choque ya tenía otro color y más aún cuando una jugada de fantasía de Dyego la transformó Ferrao en el 2-2 a ocho minutos para el final. La resistencia jienense duró hasta ese último minuto, incluido un doble penalti detenido por Espíndola a Sergio Lozano. Pero entonces Ferrao se sacó de la chistera un taconazo que vale un título, antes de los goles de Marcenio y Adolfo en el último suspiro.