Marina Lobato y Alberto Imedio, pendientes del Barça

Manuel Espadas
-

Los dos atletas ciudadrealeños del club azulgrana desconocen todavía si se van a ver afectados por el ERTE anunciado esta semana por la entidad azulgrana

Alberto Imedio entra en meta en la última edición de la Carrera Urbana Ciudad Real La Tribuna. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El pasado jueves el FC Barcelona anunciaba de manera oficial su decisión de aplicar a los trabajadores que integran el club medidas extraordinarias para atenuar la negativa repercusión económica que va a suponer para la entidad la paralización de todo tipo de actividad deportiva provocada por el estado de alarma en el que está sumido el país. El club azulgrana anunciaba la «presentación de los diferentes expedientes relativos en el ámbito deportivo (fútbol y otros deportes profesionales), así como en el resto del personal no deportivo». Una medida que podría afectar de manera directa a dos deportistas ciudadrealeños internacionales, Marina Lobato y Alberto Imedio, integrantes de su sección de atletismo. 
Tanto la puertollanera como el miguelturreño pasan estos días de confinamiento, además de muy preocupados por la situación de alerta sanitaria en España, pendientes del teléfono móvil para conocer detalles de estas medidas anunciadas por su club. De momento no tienen constancia de que sus retribuciones económicas se vayan a ver modificadas, aunque no tienen garantía de ello.
Marina Lobato, actual campeona de España sub 23 y bronce absoluto en pista cubierta de triple salto, se ejercita en un chalet familiar de Puertollano después de que el Centro de Alto Rendimiento de Madrid cerrara sus puertas. Desde allí, explica que «según tengo entendido a nosotros no nos afecta, es más para trabajadores de las tiendas oficiales, instalaciones... No me han notificado nada de que se me vaya a aplicar el ERTE».
Alberto Imedio está en las mismas. «No tenemos noticias aún por parte del club de cuál es la situación. Nos tocará esperar y a ver cómo se van dando las cosas», afirma el mediofondista desde su domicilio en Madrid.