Una amenaza, origen del apuñalamiento en los Juzgados

Pilar Muñoz
-

Un detenido juzgado por amenazas ha sido el detonante de la reyerta entre dos conocidos clanes en las puertas de los Juzgados de Ciudad Real con el resultado de cuatro heridos, uno por arma blanca. El juez le ha mandado a prisión

Imagen en la que se aprecia el reguero de sangre tras el apuñalamiento - Foto: Fotos Rueda Villaverde

Un juicio por amenazas, un apuñalamiento y tres heridos tras un monumental enfrentamiento en las puertas de los Juzgados de la plaza del Trillo de Ciudad Real. Ha ocurrido hoy, poco antes de las once y media de la mañana, después de que ayer dos conocidos clanes se enfrentaran en la barriada de Pío XII por una presunta amenaza de un hombre al hijo de otro. Así lo ha asegurado a este diario una persona próxima a una de las dos familias enfrentadas. "Hemos venido al juzgado por lo que pasó ayer y que ha acabado aquí cuando ellos (uno de los clanes) se han echado encima de los otros", ha indicado mientras otros no dejaban de vocear contra la Policía que los mantenía a raya.

La Policía tiene otra versión, que no ha trascendido y que en cierto modo no desmiente del todo a lo narrado a este periódico. Hubo una disputa, unas palabras gruesas y amenazas, al parecer, con arma de fuego, alguien sacó una pistola. Por estos hechos, hubo detenciones y un hombre fue llamado a declarar esta mañana. 

En el Juzgado se citaron unos y otros y de nuevo se produjo un enfrentamiento. Esta vez, según testigos, un vehículo embistió a otro, se bajaron y "han apuñalado a un hombre", han indicado a este diario personas que estaban en el juzgado.

La Policía Nacional ha acordado la zona y ha mantenido a raya a las familiasLa Policía Nacional ha acordado la zona y ha mantenido a raya a las familias - Foto: Fotos Rueda VillaverdeEn la refriega han resultado heridos otros hombres. Al final han acabado en el hospital cuatro hombres, dos de ellos miembros de una conocida familia y otros dos del otro clan también 'conocido' de la Policía.

Investigadores de la Brigada de Policía Judicial han recogido pruebas e indicios en los vehículos y en la zona acordonada. Mientras tanto, una policía cacheaba a las mujeres de las familias enfrentadas para comprobar que no llevaban armas ni objetos peligrosos.

Los dos detenidos siguen en los calabozos y probablemente pasarán a disposición judicial del juzgado que entra mañana de guardia, han indicado fuentes judiciales.

Una amenaza, origen del apuñalamiento en los JuzgadosUna amenaza, origen del apuñalamiento en los Juzgados - Foto: Fotos Rueda VillaverdeEl hombre que recibió una cuchillada sigue en el Hospital General de Ciudad Real, aunque, en principio, la herida no reviste gravedad. También continúan en Urgencias otros dos hombres, mientras que a un tercero ha recibido el alta médica.  

La Policía Nacional y la Local han estado en los juzgados y también en las puertas de Urgencias para evitar nuevos enfrentamientos. También están vigilando los dos barrios, La Granja y San Martín de Porres. 

Prisión. El hombre que fue detenido ayer y que esta mañana ha sido puesto a disposición judicial ya está en prisión, según han informado a La Tribuna desde el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La  Mancha. El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ciudad Real, que está de guardia, ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza tras tomarle declaración. De momento, provisionalmente se le imputa un presunto delito de amenazas con arma y delito de quebrantamiento de medida cautelar.

El juez ha establacecido además como medidas cautelares, para el caso de que está persona quede en libertad provisional durante la tramitación del procedimiento judicial, la prohibición de comunicación y medida de alejamiento a una distancia de 500 metros respecto de los perjudicados. 

En cuanto a los detenidos hoy por lo ocurrido a las puertas del edificio de Juzgados de Ciudad Real, todavía no han pasado a disposición judicial, confirma el TSJ.

Una amenaza, origen del apuñalamiento en los Juzgados
Una amenaza, origen del apuñalamiento en los Juzgados - Foto: Fotos Rueda Villaverde