Leo Harlem se convierte en 'El Paisano'

SPC
-

El monologuista disfrutará en Alaejos, Peñaranda de Duero y Cogolludo

Harlem es el primer presentador de este este espacio etnográfico de TVEque ha nacido en un pequeño pueblo como los que visita, Matarrosa del Sil, en León.

El Paisano? vuelve a La 1 de Televisión Española esta noche, esta vez con el popular Leo Harlem como conductor. El actor, cómico y monologuista toma el relevo a Jorge Cadaval, y se convierte en el primer paisano nacido en un pequeño pueblo como los que visita el programa, Matarrosa del Sil, en la comarca del Bierzo, en León. 
En esta nueva temporada que comienza hoy  a partir de las 22,10 horas, Leo Harlem descubrirá la pluralidad y riqueza de algunos de los numerosos pueblos que constituyen la amplia y variada geografía española, acompañado de sus vecinos y sus gentes. 
Entre las localidades que visitará a lo largo de varias semanas está Montanejos (Castellón), Rubielos De Mora (Teruel), Peñaranda de Duero, en la provincia de Burgos, Cogolludo (Guadalajara) y Alaejos en Valladolid. 
El Paisano, producido por Radio Televisión Española en colaboración con Brutal Media, le propondrá un reto al cómico en cada pueblo que va a visitar: después de pasar 48 horas en cada localidad, el  actor  hará reír a sus habitantes y a los espectadores con un monólogo sobre las experiencias y emociones vividas de la mano de los lugareños, en el que reflejará a sus gentes y sus historias. 
Leo Harlem toma el testigo de otros intérpretes y humoristas como Pablo Chiapella, Edu Soto, Eva Hache y Jorge Cadaval, que ocuparon su puesto antes que él. El nuevo paisano tiene la peculiaridad de ser el primero que procede de un pequeño pueblo como los que recorre el espacio: Matarrosa del Sil, una pequeña localidad de tan solo 700 habitantes en el Bierzo. 
En el primer capítulo de esta nueva temporada, el humorista visitará Montanejos, una pequeña localidad de interior que está al norte de la Comunidad Valenciana, en la comarca del Alto Mijares, situada entre las provincias de Teruel y Castellón.
Allí descubrirá el bien más preciado de este pequeño pueblo ubicado en la cuenca del río Mijares: las propiedades excepcionales de sus aguas. Serán sus paisanos los que le ayudarán a averiguar los efectos que produce este elemento tan especial. Uno de ellos es Ricardo, que le guiará hasta la fuente de la eterna juventud. Mientras tanto, María y Lola, dos joviales octogenarias recomendarán a Leo a sumergirse en la Fuente de los Baños para estar «fino y guapo». 
Posteriormente, paseando por el pueblo, Leo conocerá a Toni, un mochilero con una genuina filosofía de vida, forjada a base de vivir aventuras en sus viajes que ha realizado alrededor todo el mundo. También tendrá la oportunidad de charlar con Francisco y estar junto a su inseparable amigo Chenel, un toro descomunal poseedor de unos cuernos colosales y muy afilados.