La mitad de las empresas provinciales pagan en tiempo

I. Ballestero
-

El retraso medio es de 15 días, aunque 5 de cada cien tardan más de tres meses

La mitad de las empresas provinciales pagan sus facturas - Foto: /Fotos: Rueda Villaverde

Cerca de la mitad de las empresas de la provincia de Ciudad Real pagan sus facturas de manera puntual a sus proveedores. Así al menos lo recoge el último informe elaborado por Informa D&B para La Tribuna, que establece que el retraso medio en el pago de las facturas por parte de las sociedades mercantiles ciudadrealeñas es de poco más de 15 días (15,12 días), dos por encima de la media nacional (13,73). Aun así, los tiempos de pago de las empresas provinciales han mejorado, de media, desde mediados del año pasado, ya que la cierre del segundo trimestre de 2018 ese retraso medio superaba los 16 días (16,28).
Cerca de la mitad de las empresas paga en tiempo y forma. De hecho, el 48,69 por ciento de las mercantiles de la provincia de Ciudad Real satisface sus obligaciones con proveedores de manera puntual, un porcentaje que, eso sí, ha descendido en el último medio año, ya que al cierre del mes de septiembre eran más del 50 por ciento las empresas que no se retrasaban en su obligaciones. A partir de ahí, la inmensa mayoría de las empresas paga en los primeros 30 días, en total el 42,81 por ciento de las empresas, y es por esto por lo que el retraso medio en la provincia de Ciudad Real se sitúa un poco por encima de las dos semanas.
En adelante, los porcentajes son residuales en cuanto a las empresas que se retrasan más de 30 días en el abono de sus facturas. Un 2,04 por ciento lo hace entre los 31 y los 60 días después de la fecha del pago, y un 1,39 por ciento lo hace entre los 61 días y los tres meses. A partir de ahí hay un 5 por ciento de empresas que se retrasa más de tres meses en el pago de sus obligaciones con proveedores, ya que hay un 1,06 por ciento de sociedades mercantiles de la provincia de Ciudad Real que paga entre 91 y 120 días después de la fecha en la que debía haber realizado el abono, y un 4 por ciento que lo hace incluso más allá de los 120 días. O lo que es lo mismo, cuatro de cada cien empresas provinciales tardan más de cuatro meses en pagar sus facturas. Ese porcentaje se ha reducido de manera ligera desde junio del año pasado (4,36 por ciento), aunque bien es cierto que ha repuntado hasta marzo con respecto al que se marcó en el cierre del ejercicio 2018, un 3,89 por ciento.