La noche le niega el paso al Nazareno

I. B.
-

La lluvia, una realidad durante buena parte de la madrugada de Viernes Santo, obliga por segunda vez en diez días a la Hermandad a suspender su procesión por las calles de la capital

La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde

El murmullo que la noche anterior recorría los rincones de San Pedro era silencio en la madrugada de Viernes Santo mientras la ciudad aguardaba el paso del Nazareno. Horas antes, en el interior del templo hubo reuniones apresuradas por la amenaza de lluvia por parte de la Hermandad del Silencio, que tenía sobre sí una previsión de inestabilidad que pronto fue una certeza, pero la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de Nazareno no tuvo que recurrir al futuro cercano para saber lo que ocurría. Llovía, y por segunda vez en menos de quince días la Hermandad se iba a quedar sin poder procesionar.
Quizá fue eso lo que pesó sobre los hombros de cofrades y costaleros: la imposibilidad de salir a la calle con el señor de la ciudad apenas diez días después de haber tenido que quedarse también bajo cubierto por unas lluvias que, escasas a lo largo del invierno, eligieron la Semana Santa para su reaparición. Para disgusto de cofrades y hermandades.
A medianoche en punto, cuando las puertas de San Pedro se tenían que abrir para que del interior del templo brotara la procesión, una voz anunció desde el altar que de nuevo la Hermandad tenía que anteponer la preservación del patrimonio y renunciar a su estación de penitencia.

La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
En San Pedro empezaron entonces las palabras en voz baja, los abrazos entre los costaleros y las palabras de aliento entre los cofrades que ya sabían que no saldrían en procesión. En esos instantes no había consuelo al que aferrarse porque la madrugada del Viernes Santo había negado esa posibilidad a través de un cielo al que no hubo esperar para que cumpliera su promesa. El párroco llamó a permanecer en el templo acompañando al Nazareno y rezar al tiempo que San Pedro se iba vaciando de cofrades y costaleros que deberán esperar al año próximo para salir en procesión. 
 


Más fotos:

La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde
La noche le niega el paso al Nazareno
La noche le niega el paso al Nazareno - Foto: Rueda Villaverde

Las más vistas

Local

Detenido por circular bajo los efectos del alcohol

La detención se ha producido en la Avenida del Torreón del Alcázar de Ciudad Real y la Policía Local le imputa un delito contra la seguridad vial tras circular bajo los efectos del alcohol y negarse a realizar la prueba de alcoholemia