Santo Tomás, un recorrido enriquecido por su vida

D. F.
-

El obispado acoge la exposición 'Santo Tomás de Villanueva, el padre de los pobres' en colaboración con la Orden Agustiniana

Santo Tomás, un recorrido enriquecido por su vida - Foto: Tomás Fernández de Moya

El obispo de Ciudad Real, Gerardo Melgar, inauguró ayer la exposición Santo Tomás de Villanueva, el padre de los pobres, con la que se busca acercar el proceso de nombramiento del obispo nacido en Villanueva de los Infantes, doctor de la Iglesia.

El titular de la Diócesis, agradeció especialmente la colaboración de los Padres Agustinos, en cuya representación se encontraba ayer en la capital, Miguel Ángel Orcasitas, ex general y ex provincial de la orden y actualmente prior de una de sus casas en Madrid.

Orcasitas hizo un recorrido por la vida de Santo Tomás, desde Villanueva de los Infantes a sus estudios en Alcalá y Salamanca, su entrada en la orden agustiniana y el acceso al obispado de Valencia, así como su influjo teológico en la respuesta al cisma luterano.

La exposición dispuesta por la orden Agustiniana es un recorrido en 14 paneles por la vida y obra de Santo Tomás de Villanueva, pero también de sus reflexiones y las cuestiones que le preocupaban, tanto en la esfera teológica como social.

Pero al tratarse de un santo ligado a la diócesis, ésta hace también una importante aportación en materia de obras de arte, que en buena medida explicó el vicario de Pastoral, Jesús Navarro.

La mayoría de las piezas proceden de Villanueva de los Infantes, como sendos cuadros del siglo XVII uno procedente de la Iglesia de Santo Domingo y otro del Santuario de Santa María de la Antigua, de donde también se exhibe una escultura de autor anónimo del siglo XX. Desde el propio Obispado se aporta un retrato sedente, que muestra al santo en su calidad de prelado.

Dos de los lienzos muestran al santo repartiendo limosna, lo que obedece a su condición de ‘padre de los pobres’, con la que se reconoce la importancia que daba a la atención a las personas desfavorecidas.  

Además figura una copia del denominado cáliz y patena de Santo Tomás de Villanueva, cuyo original se encuentra Valencia, aunque en este caso, la pieza llega igualmente desde Villanueva de los Infantes.


Las más vistas