Huellas prepara unas jornadas de sensibilización animal

D. R.
-

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 impide a la protectora realizar adopciones de animales, con lo que la capacidad del albergue está al límite con unos 280 perros y 10 gatos.

Tres perros que el pasado viernes llegaron al albergue que gestiona Huellas. - Foto: LT

La Asociación Protectora de Animales y Plantas ‘Huellas’ de Puertollano trabaja en la preparación de unas jornadas sobre tenencia de animales que impartirá en centros educativos de la ciudad industrial. El objetivo principal es inculcar en los jóvenes valores de respeto y bienestar animal, además de dar a conocer el trabajo de este colectivo animalista e informar sobre qué hacer cuando alguien se encuentra un animal abandonado en la vía pública o cómo se gestionan las adopciones, tanto a nivel local como internacional.
Tal y como explica -en declaraciones a este diario- la presidenta de la Asociación Protectora de Animales y Plantas ‘Huellas’, Karen Caws, este tipo de charlas «son muy importantes y muy necesarias para sensibilizar a los jóvenes en materia de bienestar animal» y reconoce que por la experiencia de otros años, varios de los alumnos que participan en ellas acuden al Centro de Atención de Animales Abandonados de Puertollano, de propiedad municipal aunque gestionado por el colectivo Huellas, para colaborar como voluntarios.
El año pasado estas jornadas de concienciación y sensibilización se centraron principalmente en centros de Educación Primaria y para este año se quieren extender a Secundaria y Bachillerato. Para ello, estas pasadas navidades desde Huellas se remitió a cada centro educativo un calendario y una carta comunicando su intención de impartir estas charlas y se está a la espera de que se responda por parte de colegios e institutos. No obstante, la crisis sanitaria por el coronavirus y la enfermedad del COVID-19 ha hecho que esta actividad medioambiental quede paralizada. En cualquier caso, desde Huellas se espera poder impartirlas este año, si no puede ser en el presente curso académico dejarlas ya para septiembre u octubre ya en el curso 2020-2021.
«Estas charlas son muy necesarias, sobre todo en los jóvenes, ya que a través de la educación y el respeto hay que inculcar estos valores de respeto a lo animales a las nuevas generaciones para que esta situación cambie, que es muy necesario». Así lo expone Caws, que añade que los jóvenes quedan «muy contentos» y en ocasiones «impactados» al conocer casos de abandono y de maltrato animal, que les hace concienciarse más en esta materia. Cabe recordar que Huellas consiguió adoptar a casi ocho de cada diez animales que ingresaron en el albergue el pasado año; en concreto, de las 512 entradas registradas entre enero y diciembre (423 perros y 89 gatos), 399 acabaron en adopción (343 perros y 56 gatos), mientras que los 97 animales restantes (76 perros y 21 gatos) o bien fallecieron por causas naturales o sacrificados (autorizados por el veterinario con el objetivo de evitar sufrimiento, sobre todo en caso de accidente), o bien fueron recogidos por sus dueños.


Coronavirus. En otro orden de cosas, el coronavirus y la enfermedad COVID-19 no están pasando desapercibidas para la protectora de animales Huellas, que ha extremado las medidas de seguridad y prevención entre sus voluntarios, contando varios de ellos con una acreditación para la realización de recogidas de animales. Este listado se ha remitido tanto a la Concejalía de Medio Ambiente como a la Policía Local y la Guardia Civil.
Como indica la presidenta de Huellas, Karen Caws, también se están resintiendo las adopciones de animales, uno de los emblemas de la protectora, sobre todo a nivel internacional, que han quedado paralizadas. De hecho, para este próximo fin de semana se han quedado sin poder salir 18 perros con destino a Holanda y una mastina a Francia, además de dos galgos a Italia. «Las adopciones están paralizadas y para nuestra logística es una complicación añadida, puesto que tenemos ya colapsada la zona de cuarentena, y es preocupante porque no sabemos lo que va a durar esto. Además, cuesta reubicarlos al no poder adoptarlos», indica Caws, que añade que el albergue cuenta ahora mismo con unos 280 perros y diez gatos.
Asimismo, en lo que va de mes ha habido ya una treintena de entradas de animales, si bien podría deberse al coincidir con el final de la temporada de caza al haber muchos podencos y galgos.