La calma llega a las Cortes

C.S.Rubio
-

Los de Rivera han apoyado la candidatura de Pablo Bellido a la Presidencia de las Cortes, aunque sus votos no eran necesarios. Por su parte el PSOE le ha cedido parte de sus votos a Ciudadanos para que David Muñoz entre en la Mesa de las Cortes

La calma llega a las Cortes - Foto: Yolanda Lancha


El pacto rubricado en el ámbito municipal la semana pasada entre Ciudadanos y el PSOE regional ha llegado al parlamento regional, constituido este miércoles. Como ya había adelantado La Tribuna, los socialistas han cedido a los ‘naranjas’ parte de sus votos  para que el toledano David Muñoz acceda a la Secretaría Segunda de la Mesa de las Cortes, máximo órgano de gobierno de la cámara autonómica.
Un apoyo que los de Rivera han contestado con un gesto: votar a favor de la candidatura del socialista Pablo Bellido a la Presidencia del parlamento. Y es que,  si bien sus votos no eran necesarios -el PSOE cuentan con una mayoría más que suficiente en esta recién estrenada X Legislatura-, sí dejan claro que, a priori, el entendimiento entre ambas formaciones es posible en Castilla-la Mancha.
El resto de los cargos de la Mesa se han repartido entre PSOE y PP, tal y como estaba previsto. De este modo, la Vicepresidencia Primera ha recaído en  Josefina Navarrete, que la pasada legislatura ocupaba la Vicepresidencia Segunda. Un cargo que ahora será para la veterana Ana Guarinos, del PP, una de las diputada autonómicas que más años de experiencia acumula en el convento de San Gil, sede del parlamento regional.
La entrada de Guarinos en la Mesa confirma a la alcarreña como  uno de los ‘pesos pesados’ del PP de Núñez, al que no ha dudado en mostrar su apoyo en las últimas semanas, en las que su liderazgo se está viendo amenazado por los malos resultados electorales cosechados tanto en olas autonómicas como en las generales.
Por último, el socialista Ángel Tomás Godoy, hasta ahora delegado de la Junta en la provincia de Cuenca, asume la Secretaría Primera de la Mesa.
Con todo, si algo se extrae de esta primera sesión parlamentaria es la calma que reinó desde el minuto uno, tanto en el salón de plenos como en los pasillos. En un panorama político nacional marcado por  ‘pactómetros’, las Cortes regionales parecen hoy un reducto de otra época.
Salvo el de los familiares de los diputados, un poco perdidos en el laberinto de pasillos del parlamento, se ha visto poco movimiento en este arranque de legislatura. Ni siquiera los agentes sociales, muy dados a acudir a la sala de prensa en este tipo de actos, han querido levantar la voz en esta ocasión. Nada que ver con lo que pasó hace cuatro años.
En este sentido, que la nota de color del día haya sido que a Emiliano García-Page se le haya ‘atascado’ el voto al introducirlo en la urna, dice mucho de lo que pude llegar a ser la rutina en estas nuevas Cortes. Se verá si esta calma es solo apariencia o continúa a lo largo de la legislatura.



Las más vistas