La Diputación renovará la señalización horizontal de 17 vías

A. Criado
-

La Diputación destinará 300.000 euros a la renovación de la señalización horizontal de 17 carreteras de la provincia, la mayoría de ellas localizadas en la zona de conservación de Almadén

La Diputación renovará la señalización horizontal de 17 vías - Foto: Rueda Villaverde

La Diputación de Ciudad Real programa cada año una serie de actuaciones para mejorar la seguridad vial en las carreteras que son de su competencia y que suman alrededor de 1.800 kilómetros. Además de las grandes obras de rehabilitación, que cuentan con presupuestos más elevados, el área de Vías y Obras e Infraestructuras, que dirige el vicepresidente Manuel Martínez, reserva partidas específicas para la conservación del firme, la adecuación de los márgenes y la renovación de la señalización. En este contexto, la Institución provincial invertirá cerca de 300.000 euros en la reposición de las señales horizontales de 17 vías ciudadrealeñas, la mayoría ubicadas en la zona de conservación de Almadén. Con esta iniciativa, la Diputación de Ciudad Real pretende proporcionar unas condiciones adecuadas para los usuarios que se ponen al volante, ya que las marcas viales constituyen un factor muy importante para la seguridad vial, sobre todo en condiciones meteorológicas adversas como lluvia y niebla. Las obras proyectadas consisten básicamente en el repintado de la señalización existente y el pintado de marcas viales donde no hay actualmente, mientras que los márgenes de las vías con marcas viales longitudinales discontinuas se repintarán de manera continua. Durante la ejecución, los operarios comprobarán que la señalización horizontal que se realice esté en coordinación con la señalización vertical existente. Y en cuanto a las bandas trasversales de alerta (bandas sonoras), se repondrán sólo las que estén deterioradas, aplicando pintura termoplástica en frío de dos componentes sobre las que estén en buen estado. En concreto, el departamento de Vías y Obras e Infraestructuras intervendrá en la CR-4114, entre la pedanía de Tirteafuera y la CR-424; la CR-4142, de Chillón a Siruela, en el límite con la provincia de Badajoz; en la CR-4143, de Chillón a su estación de ferrocarril; la CR-4145, de Guadalmez a la estación de Los Pedroches; la CR-4146, desde la N-502 a Baterno; en la CR-4161, de Veredas a la estación de Veredas-Brazatortas; la CR-4164, desde la CR-4162 hasta Valdeazogues; y la CR-4194, de Agudo a Tamurejo, también en el límite con la provincia de Badajoz. Todas estas vías se encuentran en la zona de conservación de Almadén. En la de Villamayor de Calatrava, la Diputación actuará en la CR-4128, de Puente de Alarcos a Poblete; y la CR-5004, desde la CR-500 a Solanilla del Tamaral. Y en la zona de conservación de Los Cortijos, la renovación de la señalización se efectuará en la CR-7121, entre Porzuna y Los Cortijos; la CR-7122, desde El Trincheto hasta la CM-403; la CR-7125, de Fuencaliente a El Sotillo; y la CR-721, entre Piedrabuena y Arroba de los Montes. El resto de carreteras beneficiadas por esta inversión son la CR-2121, de Malagón a Torralba de Calatrava; la CR-2122, desde la CM-4114 hasta la CR-2121, por el santuario de Las Cruces; y la CR-201, entre la N-420 y Villarrubia de los Ojos.