La prohibición de quemar rastrojos se prolonga

Manuela Lillo
-

La Dirección General de Medio Natural de la Junta de Comunidades ha emitido esta resolución debido a las altas temperaturas que se están registrando y la falta de lluvias

Quema controlada de rastrojos en los alrededores de Puertollano. - Foto: Diego Rodríguez

Con la finalización del mes de septiembre no se ha acabado el riesgo de que se produzcan incendios en el campo. El ‘veranillo de San Miguel’ de finales del pasado mes y las altas temperaturas que se están registrando estos días mantienen activa la alerta ante posibles siniestros en el medio natural, sobre todo teniendo en cuenta que las cifras apuntan a un incremento del número de incendios registrados en la provincia en esta campaña aunque la superficie forestal afectada se ha logrado contener. En concreto, hasta el pasado 22 de septiembre se habían contabilizado 103 siniestros por fuego, frente a los 68 del mismo periodo del año pasado. Sin embargo, la mayoría, hasta 65, se quedaron en conatos gracias a las rápidas labores de extinción. El fuego ha afectado este verano a 585 hectáreas de superficie forestal, una cifra muy parecida a las 547 del mismo periodo del año pasado. 
Ante la situación actual, la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad emitió el viernes una resolución por la que se prohíbe temporalmente la quema de restos vegetales en el medio natural, debido a la situación meteorológica de altas temperaturas y falta de precipitaciones.
Según la resolución publicada  en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, se adopta esta medida por las temperaturas elevadas y escasez de precipitaciones y la previsión de que durante el mes de octubre las precipitaciones sean inferiores y las temperaturas superiores a otros años, con lo que el índice de propagación potencial de los incendios forestales es superior a los valores medios para esta época del año.
Así, con el fin de evitar los riesgos que para el inicio y propagación de incendios forestales tienen determinadas prácticas como la quema de rastrojos, la Consejería de Desarrollo Sostenible ha decidido prohibir el uso del fuego, incluidas las quemas de restos vegetales en los montes y prohibir las quemas de restos vegetales en cultivos agrícolas situados a menos de 400 metros de monte.
No obstante, se establecen excepciones a estas limitaciones en casos concretos, mediante resolución motivada.
Esta resolución tendrá efectos desde su publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y hasta el día 31 de octubre de 2019 y podrá ser suspendida, antes del día mencionado, en el caso que las condiciones meteorológicas lo permitan. De este modo, se trata de una prohibición que se debe tener en cuenta por colectivos como el de los agricultores para la planificación de tareas agrícolas.