Ventana a nuevos mundos

C. de la Cruz
-

La sexta edición de Manchacómic llegaba ayer a su fin tras tres intensas jornadas en las que ha explorado nuevas realidades figurativas, como la ilustración árabe, con un notable éxito de participación en el centenar de actividades propuestas

Numerosos asistentes observaron los artículos en los puestos de venta de cómics. - Foto: Rueda Villaverde

El VI Salón del Cómic de Castilla-La Mancha cerraba ayer sus puertas tras tres jornadas extenuantes en las que se han desarrollado casi un centenar de actividades diferentes, un Manchacómic multitudinario que no para de crecer año tras año. El trasiego de asistentes a esta feria instalada en el antiguo Casino y en los jardines del Prado se llenó de color con el concurso de ‘cosplay’, disfraces de personajes de cómics, películas y videojuegos. A ello se sumaron los participantes en los talleres de robótica, pócimas, ‘hama’ y kanji, entre otros, además de los juegos de mesa y los diferentes torneos.
En suma, «un encuentro familiar, es como una cita anual, una gran cena de Nochevieja en la que invitamos a todo el mundo. Ya está marcado en el calendario de mucha gente», tal y como señalaba el director de Manchacómic, Ángel Serrano, que a modo de balance subrayaba que «hemos acabado encantados».
Eso sí, Serrano reconocía que «el único problema ha sido la saturación de los talleres, se agotan todas las inscripciones ‘online’ y la gente que llega también quiere participar. Hay personas que se han quedado fuera», síntoma de la enorme repercusión que ha tenido la sexta edición de este salón del cómic. De cara al próximo año «tenemos que ver cómo podemos ganar más en espacio y aumentar aún más las actividades».


Novedades. Serrano resaltaba que «cada año hay más variedad», y entre las novedades que sobresalieron en esta edición destacaba «el cómic de ilustración en el mundo árabe. Hasta ahora el cómic americano, el francés o el japonés como el manga tenían mucha presencia, pero no sabíamos esta otra realidad y hemos podido conocer que hay un cómic africano muy potente, en Palestina y en otros países también se están haciendo trabajos muy interesantes...», a lo que se suma el cómic feminista y el cómic social, corrientes que suman y engrandecen el universo de ideas que supone Manchacómic. 
«Una de las características es que vamos abriendo ventanas, buscamos nuevas experiencias que a veces la publicidad y las grandes marcas no nos dejan ver. Hay realidades muy interesantes», concluía Serrano. 


Apoyo institucional. La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, visitó ayer Manchacómic. Acompañada por la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, y el delegado de Economía en la provincia de Ciudad Real, Agustín Espinosa, la consejera recordó que los profesionales de la industria cultural tienen a su disposición todas las ayudas del Plan Adelante, un ámbito que «incardina muy bien dentro de las ayudas a la promoción empresarial», además de resaltar el impacto turístico que genera una feria de las características de Manchacómic. 
Zamora reconocía que «hay que estar muy satisfechos cualitativa y cuantitativamente con Manchacómic. El cómic es mucho más que un tebeo, es arte».