Cinco jefes de los contrabandistas, en prisión con otros 23

Pilar Muñoz
-

La causa abierta por el incendio de una nave industrial en Manzanares en septiembre del año pasado aumenta hasta la detención de 28 personas relacionadas con tráfico ilegal de tabaco

Uno de los detenidos en la operación contra el contrabando - Foto: Rueda Villaverde

La juez Ana Rubio de Manzanares que instruye la causa contra una organización internacional dedicada presuntamente al contrabando de tabaco ya ha encerrado a los 28  detenidos el lunes 1 de abril; los cinco últimos, que son los presuntos cabecillas, entraron en prisión ayer tarde. A todos se les relaciona con el procedimiento que se instruye  desde septiembre del año pasado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Manzanares, que investiga un incendio declarado en una nave de Manzanares donde habían montado, o estaban montando, una fábrica clandestina de tabaco, como adelantó en exclusiva La Tribuna.
Dos días después del incendio se hallaron dos cadáveres entre los escombros. Para entonces la Guardia Civil de Ciudad Real ya estaba investigando las causas del fuego.
A los 28 encarcelados se les imputa como presuntos autores de un delito de contrabando de tabaco, por fabricación ilegal. A cinco de ellos se les acusa también de pertenencia a organización criminal y a tres además se les imputa un delito contra los derechos de los trabajadores, han indicado a este diario desde el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.  

Cinco jefes de los contrabandistas, en prisión con otros 23
Cinco jefes de los contrabandistas, en prisión con otros 23 - Foto: Fotos Rueda Villaverde
Fuentes jurídicas han apuntado a La Tribuna que estos cinco hombres son los cabecillas de la organización internacional. Se trata de tres ciudadanos búlgaros y dos hermanos naturales de Sevilla.
Tras tomarles declaración la juez Ana Rubio, titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Manzanares, decretó para todos un auto de prisión provisional, comunicada y sin fianza.
Las actuaciones siguen bajo secreto de sumario, pero podría levantarse el próximo lunes, según señalan fuentes jurídicas.
Cinco jefes de los contrabandistas, en prisión con otros 23
Cinco jefes de los contrabandistas, en prisión con otros 23 - Foto: Fotos Rueda Villaverde
La mayoría de los detenidos son de nacionalidad ucraniana; dos son búlgaros y otros dos españoles.
La operación dirigida por la Guardia Civil de Ciudad Real se ha desarrollado en la localidad cordobesa de Santaella, concretamente en la calle Aguilar de la Frontera, donde descubrieron una nave repleta de tabaco con marcas inglesas muy conocidas falsificadas, han señalado las fuentes.
La Guardia Civil de Manzanares inició las averiguaciones para esclarecer las causas de un incendio declarado en una nave del polígono industrial de Manzanares en septiembre del año pasado y conforme avanzaba la investigación se empezó a atisbar el vértice de lo que se perfilaba como una organización internacional de grandes dimensiones, que al parecer había empezado a montar una fábrica en una nave de Manzanares para elaborar tabaco con fines de ‘exportación’, al ‘comercio’ exterior.
Según los informes periciales, a los que ha tenido acceso La Tribuna, en el pasillo de la nave se encontraron restos de palets y cartón carbonizado perteneciente a cajetillas de tabaco y otros objetos carbonizados que pudieron obstaculizar la salida a las personas que se encontraban en su interior. De hecho en el incendio murieron dos personas, cuyos cadáveres fueron hallados dos días después. Otros resultaron heridos de consideración y más tarde acabaron detenidos. Se efectuaron una veintena de detenciones y a 13 personas se les imputaron de forma provisional delitos contra la salud pública y contra los derechos de los trabajadores.
 

 

Los ucranianos se declaran víctimas de la organización criminal
Los primeros en caer han sido más de un veintena de ucranianos que ante la juez instructora se han declarado víctimas de la organización criminal, según ha podido conocer La Tribuna. Todos dicen que respondieron a una oferta de trabajo, que llegaron el viernes a la nave del municipio cordobés de Santaella y  el lunes fueron detenidos. A la vista de su actuación, no resultaría extraño que la próxima semana sus abogados interpusieran un recurso de apelación contra el auto de prisión.
Consideran hasta cierto punto lógico que se haya decretado prisión provisional para los cabecillas por el riesgo de fuga y la destrucción de pruebas. En cualquier caso, de momento la juez les ha enviado a todos a la cárcel. La mayoría se ha presentado ante la juez como trabajadores de la construcción, electricistas y mecánicos.
Fuentes cercanas a la investigación han indicado a este periódico que los dos españoles encarcelados, sevillanos, son los propietarios de la nave de Santaella donde estaba la fábrica clandestina de tabaco que ha desmantelado la Guardia Civil, que se ha incautado de tabaco  por valor de más de siete millones de euros. Se trata de la mayor operación contra el contrabando de tabaco después de la operación ‘Nécora’, en Galicia, en el 90.
La Guardia Civil de Ciudad Real ha llegado hasta ellos siguiendo el rastro del incendio declarado en septiembre del año pasado en una nave del polígono industrial de Manzanares.