Derriban la séptima chabola en San Martín de Porres

Ana Pobes
-

La concejala de Acción Social explica que el Consistorio continúa con su plan de desmantelamiento del poblado y de integración con las familias

Derriban la séptima chabola en San Martín de Porres - Foto: Tomás Fernández de Moya

Ciudad Real tiene el único barrio chabolista de Castilla-La Mancha. Se trata de San Martín de Porres, donde el Ayuntamiento trabaja desde el año 2016 en un plan de integración con las familias que lo habitan y en la eliminación de chabolas. Ayer, el Ayuntamiento derribó otra chabola tras la decisión de la familia que residía en ella de trasladarse a otra provincia. Operarios del servicio municipal de limpieza y de urbanismo, junto con agentes de la Policía Local y técnicos de la Concejalía de Acción Social, participaron en las labores de derrumbe en este poblado en el que viven «unas 400 personas», según la concejala de Acción Social, Matilde Hinojosa.
La responsable del área, en declaraciones a La Tribuna, señaló que el derrumbe se integra dentro del plan integral proyectado en el barrio de San Martín de Porres y forma parte de la rutina con la que venimos  trabajando allí. De momento, recordó, ya se han tirado siete chabolas, contando con la de ayer, pero «aún quedan muchas porque es un plan de trabajo diferente, ya que intervenimos con la  familia, y cuando ésta está lista damos el salto, pues no hay que olvidar la dificultades con las que se encuentran a la hora de la búsqueda del alquiler. La familia tiene la libertad de elegir el lugar y el municipio en el que quiere vivir». En los próximos días, avanzó, hay posibilidad de que se procede al derribo de otra chabola, aunque de momento, subrayó, «no hay nada confirmado hasta que la familia se marche». Y es que, la idea es continuar «reintegrando a los vecinos de San Martín de Porres a lo largo de esta legislatura también con el objetivo de romper los círculos de pobreza y exclusión», concluyó la responsable del área. 


Las más vistas