Los empresarios, satisfechos con la plaza de Tomelloso

Laura Buitrago
-

El presidente de la Asociación de Empresarios de la Comarca de Tomelloso subraya que la reforma supone un revulsivo para los negocios y la vida social e institucional del municipio

Los empresarios, satisfechos con la plaza de Tomelloso

«¡Obras, obras!». Parece que esta coletilla de una famosa serie de televisión cobró un sentido significativo entre os vecinos de Tomelloso cuando, a comienzos de año, comenzaron los trabajos de remodelación de la plaza de España con un objetivo claro: la peatonalización de este espacio colindante con las calles Nueva y Socuéllamos. Sin embargo, aunque fueron muchas las discrepancias que surgieron en torno a los posibles perjuicios que la reforma podría causar en lo referente al tráfico o al área comercial, el presidente de la Asociación de Empresarios de la Comarca de Tomelloso (AECT), David Gallego, relató que, mes y medio después de la inauguración del nuevo espacio, las aguas están en calma y, lo que fueron comentarios negativos, ahora son positivos.
«En este tiempo he percibido como la mayoría de la gente que veía esta remodelación como un trastorno, ahora está encantada», declaró Gallego, quien incidió en que la plaza de España recibe cada día la visita de numerosas personas de todas las edades «que hacen uso de los bancos y las zonas verdes que se instalaron». Frente a esto, hizo especial hincapié en la gran presencia de niños que acuden al parque infantil, «un entretenimiento con el que antes no podían ni soñar».
adiós quejas. El presidente de la patronal explicó a este diario que la imposibilitación del paso de vehículos incide positivamente «en la cantidad de vida que hay ahora en la plaza», lo que a su vez repercute en el ámbito comercial y en el de la hostelería, que fueron los puntos candentes de la polémica. «La peatonalización permite que sean muchos más los viandantes que pasan por allí, lo que hace más factible que estos visiten los negocios de la zona», dijo Gallego, al tiempo que aseguró que los temores de los comerciantes de la zona se habían disipado y que, incluso, «hace poco abrió allí una nueva cafetería, lo que significa que los empresarios advierten su potencial».
Asimismo, el asunto del tráfico fue otro de los que más disconformidades causó entre los tomelloseros. No obstante, el presidente de AECT, que confesó ser uno de los que vio la modificación de la circulación con cierto pesar, explicó que los ciudadanos «ya se han acostumbrado a la nueva ruta» e incidió en que «realmente, pronto nos dimos cuenta de que la distancia a recorrer es la misma que antes».
En este punto, además, Gallego acentuó que la reforma supone un beneficio para los eventos que se celebran en la plaza -la mayoría por parte del Ayuntamiento-, ya que además de tener más capacidad para acoger a los ciudadanos, el hecho de no tener que realizar «cortes improvisados de tráfico» facilita la planificación y el desarrollo de los mismos. «Hace poco estuve en la presentación del documental de García Pavón, y tengo que decir que lo que se hizo allí no tiene ni punto de comparación con lo de antes», relató el presidente para hacer mención a los «beneficios institucionales de la reforma».
De esta forma, las circunstancias apuntan a que la nueva plaza de España de Tomelloso ha logrado, tras un largo tiempo de controversia, el visto bueno de sus vecinos. Y  por si fuera poco, Gallego mantuvo que sus beneficios comerciales también alcanzarán, por cercanía, a la plaza del Mercado. «Estoy seguro de que sus locales se van a revalorizar por la peatonalización», concluyó.