scorecardresearch

"Mi hijo no me dijo que había matado al vecino"

Pilar Muñoz
-

La madre del acusado del asesinato del vecino de la urbanización de los Rosales de Ciudad Real dice que fue éste quien le atacó y que quería matarlo. La viuda lo niega y afirma que la médico le dijo que «fue a por él»

La madre abandona la sala de vistas del Tribunal del Jurado tras prestar declaración.

La madre del acusado del asesinato de su vecino de la urbanización de los Rosales de Ciudad Real ha negado que su hijo le dijera que había matado a Isidro Antonio González, desmintiendo a la notaria amiga de la familia, que ha subido al estrado de la sala de vistas de la Audiencia Provincial donde se celebra el juicio por la Ley del Tribunal del Jurado. Ante el jurado ha declarado que la llamó por teléfono llorando para decirle que fuera a su casa porque "creo que ha matado Curro al vecino".

También ha prestado declaración la médico de guardia que acudió al lugar poco después de ocurrir los hechos, nueve de la noche del 29 de enero de 2020. "La cantidad de sangre que había en el suelo era incompatible con la vida", ha testificado la médico que vio el cuerpo de Isidro Antonio González tendido en el suelo cerca de su casa donde presuntamente le atacó y cortó la yugular Francisco Pablo Seco de Herrera Arnés, Curro para su familia y vecinos. 

La médico de urgencia ha sido la quinta persona en testificar en la tercera sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Ciudad Real por la muerte violenta de Isidro Antonio González. Su viuda ha sido la primera en subir al estrado para narrar lo ocurrido horas previas a los hechos y los conflictos desde 2017 con el acusado "por él, no por nosotros", ha matizado María Fernanda Colmenero tras asegurar que su marido lo era todo para ella, especialmente a raíz de diagnosticarle esclerosis múltiple, glaucoma y problemas de audición. Precisamente por eso, no se enteró de nada aquella noche hasta que se presentó en su casa una policía y una médico y le dieron la noticia". "Me apoyé en la pared, las piernas me flaquearon y me caí al suelo. No me dejaban salir y yo quería verlo, quería saber qué había pasado", ha declarado angustiada al recordar los hechos. "Sólo vi al vecino salir con las manos en la cabeza y que le decía la policía, al suelo, al suelo".

Antes, "cuando vi entrar a la médico en casa me puse en lo peor, me dijo ha ido a por él. Me quedé bloqueada y me caí".

La notaria María Paz Canales, durante su declaración.La notaria María Paz Canales, durante su declaración.La médico ha dicho que no recordaba haber hecho esas manifestaciones a la viuda, pero sí tiene grabada la escena que se encontró cuando llegó al lugar la noche del 29 de enero de 2020. "Vi a un hombre tendido en el suelo, que probablemente llevaba en parada cardiorrespiratoria unos diez minutos por la cantidad de sangre que había, incompatible con la vida, y porque no había posibilidad de vía aérea", es decir, no podía respirar. También vio unas tijeras que relacionó con la muerte violenta del hombre que yacía sobre la acera.

Pese a la poca luz por la iluminación amarilla de las farolas, pudo ver las tijeras a la cabecera de la víctima, que tenía la boca llena de sangre y coágulos, ha precisado el enfermero que asistió a Isidro Antonio González. Fue el primero en llegar e intentar reanimarle. Él y su mujer, también enfermera, habían ido a tirar la basura y al regresar vieron a un hombre tendido en el suelo y por la posición de los brazos intuyeron que no era un simple desvanecimiento. "Le dije a mi mujer "vamos a ayudar, siempre lo hacemos por nuestra profesión". También vio el arma homicida en la misma posición descrita por la médico de urgencias.

La notaria. Tras su testimonio ha subido al estrado la notaria María Paz Canales Bedoya que ha declarado bajo juramento que "la madre de Curro me llamó llorando para que fuera a casa porque había pasado algo y creía que su hijo había matado al vecino". La testigo, ante la insistencia de las acusaciones, ha dicho que no recordaba muy bien lo que le dijo la madre de Curro, pero que fue algo así. "Yo tengo problemas de audición, estaba en un hipermercado comprado cuando me llamó y creo que es lo que entendí", ha testificado sobre lo que le dijo la madre del procesado respecto a que creía que su hijo había matado al vecino. 

"Mi hijo no me dijo que había matado al vecino"María Paz Canales ha dejado claro que "soy notaria, pero no estoy aquí como notaria, sino como amiga de la familia". 

La madre. María Auxiliadora Arnés, madre del acusado, ha negado haber pronunciado esa frase. "Yo le dije que el vecino había atacado por la espalda a Curro y que le había querido matar". Lo ha repetido una y otra vez, como también que esa noche estaba en Sevilla, a más de 400 kilómetros, y que nada más hablar con su hijo y decirle lo de la pelea se vino para Ciudad Real sin saber realmente lo ocurrido, ha reiterado. «Llegué a las cuatro de la mañana y fui a la Policía para ver qué había pasado». «¿Y por qué fue a la Policía si dice que no sabía que el vecino había muerto y dónde estaba su hijo?», ha inquirido la teniente fiscal Carmen Mendiola. «Porque siempre que hay una pelea la policía acude y sabe lo que ha pasado», ha respondido la madre de Curro, que ha descrito a su hijo como un hombre "tranquilo, afable, cariñoso, respetuoso y muy estudioso". Una persona de "ley y orden", ha dicho.

De sus vecinos Isidro Antonio González y su mujer María Fernanda Colmenero ha dicho que no tenía relación con ellos, ni buena ni mala y si hubo problemas era por ellos.

Ha negado que su hijo molestara y amenazara a los vecinos y ha respaldado su versión de que salía por la noche a limpiar las necesidades sólidas y líquidas de los perros y que no fue en busca del vecino. Los testigos que han dicho que su hijo acabó con la vida de Isidro Antonio eran «íntimos amigos» de éste, «como hermanos», ha concluido.

El procesado no ha oído el testimonio de su madre. Al inicio de la vista oral ha pedido a través de su abogado Francisco Risueño abandonar la sala. Hoy iba a declarar también la viuda de Isidro Antonio González. La magistrada presidenta del Tribunal del Jurado, Mónica Céspedes, sólo le concedió salir de la sala de vistas durante la declaración de su madre y su tía. 

Años de tortura. María Fernanda Colmenero ha contradicho a la madre del presunto autor del asesinato de su marido y ha aseverado que han vivido años de tortura, de insultos, amenazas, ruidos, denuncias... Desde que llegó Curro «nuestra vida cambió totalmente», hasta el punto de tener que hacer obras, insonorizar una habitación por el ruido al que les tenía sometidos, poniendo la música «a todo volumen. Desde el 24 de diciembre de 2019 hasta el día que asesinó a mi marido no bajó el volumen de la música, se oía en toda la casa», ha declarado la viuda de Isidro Antonio González. 

En la tercera sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Ciudad Real por la Ley del Tribunal del Jurado también han subido al estrado cuatro policías locales que han dicho que el acusado denunció varias veces a su vecino por obras y ruidos y que tras personarse en su casa comprobaron que las obras eran de insonorización de una habitación y que no había ruidos. El juicio continua hoy.

Mi hijo no me dijo que había matado al vecino
"Mi hijo no me dijo que había matado al vecino"