La Pasión a cubierto

La Tribuna
-
La Pasión a cubierto

La lluvia impide en muchos municipios que los pasos y penitentes procesionen. Malagón sí pudo celebrar el Prendimiento el Jueves Santo

La lluvia ha sido el convidado de piedra en Semana Santa, aguando con su presencia los actos procesionales de la mayoría de municipios la provincia.
En el caso de Daimiel, los 28 litros recogidos en Daimiel dejaron en los templos a pasos y nazarenos de las tres procesiones del Viernes Santo. La Junta Directiva de la Cofradía Santísimo Cristo de la Expiración y Nuestra Señora de los Dolores tomaba la decisión de suspender la procesión ante la insistente lluvia que caía en Daimiel durante la tarde del viernes. El Consiliario de la cofradía, Valentín Sánchez, ofrecía un acto litúrgico, al que seguían las marchas procesionales de la Banda Municipal de Música y de la Banda de Cornetas y Tambores La Concordia de Argamasilla de Calatrava. ‘Los Moraos’ tampoco procesionan por la amenaza de lluvia. Minutos después de comunicar la decisión, la imagen de Jesús Nazareno salió al pretil y sonó ‘El Niño Perdido’. A continuación, se celebró un acto litúrgico en la ermita de La Paz. ‘Negros’ y ‘Corbatos’ tuvieron que cancelar también sus respectivos desfiles en la calle.
la solana y malagón. La insistente  lluvia fue la protagonista en las tardes del jueves y el Viernes Santo en La Solana, impidiendo la salida a la calle de las procesiones de la Vera Cruz  el jueves y la del Entierro de Cristo el viernes, aunque la climatología permitió la salida de Jesús Rescatado en la madrugada del viernes. Media hora antes de la nueve de la noche del Jueves Santo aparecía una insistente lluvia que fue aumentando, lo que obligó a la Junta Directiva de la Vera Cruz y Virgen de la Esperanza a informar a los fieles presentes en la parroquia de Santa Catalina sobre la suspensión de la salida procesional. 
  La meteorología impedía que se luciera en la calle el nuevo paso del Niño, así como el gallardete que iba a estrenar y la corona  con nuevo baño de oro del Cristo del Amor, que sí desfiló en la noche del miércoles durante el Vía Crucis.
En la Malagón el cielo dio tregua la noche del Jueves Santo, con la figura del Dulce Nombre de Jesús en su Prendimiento. Una procesión que se caracteriza por el silencio y por una solemnidad que desprende paz, recogimiento y dolor.Cada día son más los fieles que acuden a esta procesión que pasea al son del repiqueteo de dos tambores.

La Pasión a cubierto
La Pasión a cubierto
La Pasión a cubierto
La Pasión a cubierto