Diputación destina 300.000 euros a mejorar la Variante Sur

D. R.
-

Las obras tendrán un plazo de ejecución de dos meses y consistirán principalmente en fresar y reponer el firme junto con la completa señalización horizontal para mejorar su seguridad.

Un tramo de la Variante Sur de Puertollano. - Foto: LT

La Diputación Provincial de Ciudad Real ha sacado a licitación la rehabilitación del firme de la Variante Sur de Puertollano por un total de 299.894,63 euros y un plazo de ejecución de dos meses. Esta actuación consiste, esencialmente, en fresar y reponer el firme junto con la completa señalización horizontal, buscando un aumento de la seguridad vial y una mejora de la comodidad de los usuarios.
Según recoge la memoria del proyecto, a la que ha tenido acceso este diario, la carretera CR-5034 constituye la variante sudeste de Puertollano, eje principal para el tráfico de vehículos pesados y mercancías peligrosas, ya que no pueden circular por el interior de la población, especialmente aquellos con origen o destino en el complejo petroquímico y su conexión con la zona sur de la provincia y con Andalucía, además de aquellos vehículos pesados que deben atravesar Puertollano en su itinerario de ruta norte a sur o viceversa. Y añade que los últimos datos obtenidos con las estaciones de aforo de la Diputación en esta carretera indican una intensidad media diaria (IMD) de 1.400 vehículos, de los cuales el 26 por ciento son vehículos pesados.
También se recoge que durante los últimos años, los efectos del tráfico y el paso del tiempo han contribuido al deterioro del firme de esta carretera, presentando unas roderas generalizadas y un aspecto cuarteado en todo su recorrido desde el principio al final. Además, en ciertos tramos de longitud considerable, los daños localizados son muy importantes, y se observan hundimientos, baches y zonas degradadas, ya no en piel de cocodrilo sino en cuarterones, que se traducen en áridos y materiales sueltos desprendidos en la calzada. Esta gravilla suelta implica un gran peligro para el tráfico, tanto por las proyecciones al paso de los vehículos como por el riesgo de deslizamientos. Los baches se van haciendo cada vez mayores, aumentando la incomodidad y la inestabilidad a los usuarios.
Asimismo, cuando llueve, el agua se acumula en estas depresiones, aumentando el riesgo de acuaplaning y de accidentes de tráfico.  A todo lo anterior, se añaden las filtraciones de agua a las capas inferiores del firme, que en condiciones de humedad ante las cargas del tráfico aceleran su deterioro, y además se puede formar hielo entre los huecos de los cuarterones y zonas desprendidas, provocando un aumento de volumen que acelera el proceso destructivo del firme.
Con esta actuación se pretenden cubrir las necesidades de mejora de la seguridad vial y de la funcionalidad, con unos mínimos de calidad de servicio atendiendo a las demandas del tráfico. Por tanto, se mejorarán de forma sustancial las condiciones actuales y el coste de la obra estará compensado con la mayor funcionalidad de la vía.



Las más vistas