El cielo deja en dos días la mitad de agua del invierno

I. Ballestero
-
El cielo deja en dos días la mitad de agua del invierno - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las lluvias de las dos últimas jornadas descargan 13 litros por metro cuadrado en la capital, que se mantiene bajo la previsión de precipitaciones después de una estación muy seca

El refranero parece haber encontrado su hueco en el año actual para desempolvar del ideario común aquello de que, en abril, aguas mil. Al menos, en comparación con lo que había llovido en una estación, el pasado invierno, que fue cálida y seca, con temperaturas atípicas en la recta final de la estación en la capital de la provincia. De hecho, en sólo dos días del mes de abril ha llovido ya la mitad de lo que cayó en todo el invierno, y la previsión de los cielos encapotados con posibles precipitaciones se mantiene al menos hasta bien mediada la semana que viene.
Según las cifras de la Agencia Estatal de Meteorología, entre el jueves y el viernes cayeron en la capital de la provincia 13 litros por metro cuadrado, con episodios de lluvias fuertes aunque cortas en algunos momentos. Esa cantidad supone ya prácticamente la mitad del agua que cayó en Ciudad Real en todo el invierno, poco más de 28 litros por metro cuadrado a lo largo de una estación cuya pluviometría palidece mucho más cuando se tiene en cuenta que buena parte de esa lluvia, prácticamente la mitad, cayó en un sólo día, el 1 de febrero, quizá cuando mayor acto de presencia hizo el invierno en Ciudad Real.
La previsión dice que las lluvias se mantendrán, alternándose con claros, al menos hasta el próximo jueves en Ciudad Real, y en ocasiones como en el día de hoy o el próximo lunes, la previsión concede un 100 por cien de probabilidad de lluvias, por lo que será necesario salir a la calle con paraguas. Además, las temperaturas han descendido de manera drástica y el termómetro abandonará los veinte grados al menos hasta el inicio de la próxima semana, ya que las máximas apenas van a sobrepasar los diez grados. Pese al descenso de las temperaturas y a los chubascos, la provincia esquiva de momento para los próximos tres días los avisos amarillos que la Aemet ya ha situado en algunos puntos de la región, como Cuenca, que ayer activó la alerta amarilla ante la posibilidad de acumular nieve de hasta cinco centímetros de espesor, y que en algunos puntos ya obliga a extremar la precaución en la carretera.
Las primeras nieves de esta primavera cayeron ayer en algunos puntos de la provincia, como Cañada del Hoyo.