La Fiscalía solo acusa de la muerte de Buján a un feriante

Pilar Muñoz
-
La Fiscalía solo acusa de la muerte de Buján a un feriante - Foto: TOMÁ?S FERNÁ?NDEZ DE MOYA

El fiscal solicita el sobreseimiento respecto a dos de los tres investigados, uno de ellos hijo del feriante al que considera autor del homicidio del joven de Herencia, el sábado de carnaval de 2018

La Fiscalía califica de homicidio la muerte de Gonzalo Buján el sábado de carnaval de 2018, y considera que sólo hay un autor: el padre de uno de los tres imputados en la causa. De este modo, pide el archivo provisional de la causa respecto al hijo y al tercer investigado.  
La acusación particular discrepa y, en declaraciones a La Tribuna, sostiene que considera los hechos ocurridos en Herencia, la noche del 10 de febrero de 2018, constitutivos de un delito de asesinato del que son responsables J.F.C.F. y su hijo R.C.U., para quienes reclama una condena de 20 años de cárcel.
De su lado, los letrados de la defensa mantienen que sus clientes son inocentes de la muerte de Gonzalo Buján. El abogado Eduardo Estévez, que defiende a R. C.U., indica a este diario que no queda acreditado que la causa de la muerte fuera un hecho violento, es decir por un golpe. El letrado explica que  el informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses   dice que «hubo una mala manipulación en la autopsia practicada en Ciudad Real» y «no se descarta que pudo haber sido a causa de una aneurisma por la situación de estrés del momento». El letrado, en declaraciones a este diario, aseguró que lamentan profundamente la muerte del joven herenciano y que comprenden el dolor de la madre y de toda la familia.
con las Pinzas del coche. De su lado, la Fiscalía considera que Gonzalo Buján murió a consecuencia de una hemorragia masiva en el cerebro compatible con un golpe efectuado con un objeto romo, en concreto con unas pinzas metálicas que se utilizan para cargar las baterías de los vehículos.
Según el relato de hechos que hace el fiscal del caso, poco antes de las 22.00 horas del 10 de febrero de 2018, sábado de carnaval, dos chicas fueron a orinar cerca de una atracción de feria, muy próximo al lugar donde se encontraba el vehículo de Gonzalo Buján. Una trabajadora de la atracción llamó la atención a una chica dando lugar a un incidente intercambiando insultos mutuamente. R. C.U., uno de los feriantes, observó que la chica y otra persona regresaban con Gonzalo a la zona y se subían en el vehículo de éste. Fue entonces cuando se colocó delante del coche en actitud de afearles su conducta anterior, por lo que Gonzalo con la ventanilla abierta le espetó «¿qué pasa?», acercándose rápidamente R. C.U. al conductor y le dio algunos golpes en la cara.
A continuación entró en escena  J. F. C.F., padre del anterior, quien llevaba unas pinzas metálicas para cargar las baterías de los coches.  Gonzalo trató de salir del vehículo, enfrentándose a R. C. U. y al padre de éste, quien  golpeó con la parte metálica de las pinzas de forma violenta la cabeza de Gonzalo impactando contra la sien izquierda, provocando que cayera inconsciente al suelo herido de muerte, según defiende el fiscal.