"Apoyamos la caza no sólo con palabras, con inversión"

A. P.
-

El presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real defiende en una entrevista la actividad cinegética como fuente de riqueza para la provincia

"Apoyamos la caza no sólo con palabras, con inversión" - Foto: Pablo Lorente

La caza, la pesca y el turismo es un recurso fundamental para nuestra tierra?
La caza y la pesca son recursos endógenos de esta tierra, es decir, son recursos propios y no deslocalizables que convierten Ciudad Real en un espacio único, e incluso reconocido dentro del sector, para este tipo de actividades. El sector cinegético genera más de 200 millones de euros al año solo en nuestra provincia.  Como representantes públicos, debemos conocer nuestra tierra y ser conscientes de la importancia que la caza tiene para el progreso de nuestros pueblos. Por lo tanto, estamos convencidos de que hay que trabajar para poner en valor el sector cinegético porque es un pilar económico muy importante para esta provincia ya que genera riqueza, empleo e incluso dinamismo social. De ahí, que la Institución provincial no solo muestre su apoyo a esta feria sino también a otras muchas actividades como Sabores del Quijote, donde también se da gran protagonismo a la gastronomía cinegética. Como ya dije el viernes en la inauguración de Fercatur: las palabras son gratis, hay que implicarse con los presupuestos. Desde el equipo de gobierno, tenemos claro este compromiso con el sector cinegético y lo apoyamos no solo verbalmente y con nuestra presencia institucional y política en eventos como éste, sino también con inversión económica e incluso poniendo en marcha actividades propias como Sabores del Quijote.

¿Cree que la provincia ha sabido aprovechar los recursos endógenos que ofrece la tierra?
Precisamente creemos que no basta con aprovecharlos, hay que saber cómo aprovecharlos de una manera consciente, equilibrada y adaptada al momento en el que vivimos. En este sentido, puedo asegurar que estamos trabajando en ello y los resultados avalan que vamos por el buen camino. Somos una provincia con patrimonio cultural, histórico, natural y gastronómico tan inmenso como nuestros casi 20.000 kilómetros cuadrados de extensión. Tenemos una riqueza y diversidad natural tan importante que nos convierte, por ejemplo, en la única de la provincia con dos parques naturales y dos parques nacionales. En la Diputación tenemos claro que nuestros recursos endógenos son los que nos hacen únicos. Este es el motivo por el que estamos trabajando para que el turismo sea un sector en alza que pueda convertirse, como ya lo está consiguiendo, en un pilar económico muy importante en nuestros pueblos y ciudades y, en este sentido, el sector cinegético tiene gran importancia. Por otro lado, queremos escuchar y trabajar desde la unidad. Por eso, para este equipo de gobierno resulta fundamental que para saber aprovechar los recursos que nos ofrece nuestra tierra trabajemos en colaboración con el resto de instituciones, las administraciones públicas, el sector privado y los diferentes colectivos sociales.

Casi todos los municipios tienen incorporada la costumbre de cazar. ¿Es conveniente desideologizar este recurso?  
La caza forma parte de lo que somos como provincia por lo que no se debe ideologizar. Cuando la caza se ideologiza solo se hace con el objetivo de utilizarla para enfrentarse política y socialmente. Nosotros entendemos la caza desde la unidad, desde la tradición y desde la puesta en valor de nuestra tierra. Solo en la provincia de Ciudad Real se expidieron el año pasado 14.170 licencias de caza. Además, la caza va mucho más de la actividad en sí que todos y todas reconocemos. Por otro lado, y como hemos mencionado antes, de la caza nace la gastronomía cinegética que es reconocida en todo el mundo. Estamos apostando por una caza sostenible con el medio natural en el que se desarrolla y estamos convencidos de que es una actividad compatible con nuestra forma de vida, con nuestro patrimonio natural y con el progreso de nuestra provincia.

Hay muchos pueblos que se están quedando sin habitantes y esa línea la frena el empleo que origina la caza. ¿Los políticos son conscientes de ello o es un sector en el que se pasa de ‘puntillas’?
Somos absolutamente conscientes de ello. La caza crea en la provincia unos 6.000 jornales al año de los que 2.500 son directos. El sector cinegético es un revulsivo en muchos de nuestros pueblos que crea riqueza, que crea empleo y crea puntos de encuentro y dinamismo social. Debemos saber aprovecharlo como un recurso que permite fijar población y que pone en el mapa zonas más rurales y más alejadas de los núcleos urbanos. Este es el motivo por el que se están aplicando políticas con inversiones en los presupuestos, que es lo que realmente se útil e importante como he señalado antes. En la Diputación de Ciudad Real, apoyamos iniciativas relacionadas con este sector y ponemos en marcha proyectos propios a lo que se suma también el absoluto compromiso con la caza que tiene el gobierno regional presidido por Emiliano García-Page.

 Turismo y caza, caza y turismo. ¿Es un binomio inseparable?
Es un binomio inseparable precisamente porque uno se nutre del otro y viceversa. Evidentemente, no son imprescindibles el uno para el otro porque existe caza sin turismo y turismo sin caza pero sí que, tal y como los entendemos, son inseparables. Si uno y otro se unen, los resultados se multiplican y el crecimiento es muchísimo mayor en ambos. Por eso, nuestra estrategia es trabajar con los dos sectores en absoluta colaboración porque el turismo cinegético es uno de los grandes protagonistas de la actividad turística que recibe esta provincia al igual que es uno de los principales pilares económicos y sociales del sector de la caza en nuestra tierra.

¿Este binomio demuestra también que la caza es también un recurso compatible con otros?
Por supuesto. La clave está en encontrar el equilibrio a la hora de trabajar con los recursos que nos proporciona la tierra. Como he señalado antes, estamos apostando por una caza sostenible, equilibrada y compatible con el resto de recursos con los que contamos en nuestra provincia al igual que lo hacemos con cualquier otra actividad. Por lo tanto, podemos afirmar que la actividad cinegética puede convivir sin ningún problema con el cuidado al medio natural en el que vivimos, con el que estamos absolutamente comprometidos, y también con la forma de vida de nuestros pueblos.

Llegó a la presidencia de la Diputación en 2015. Desde entonces, ha trasladado siempre su apoyo a este sector a través de diferentes medidas. ¿Continuará con esa senda en esta nueva legislatura?
Sí, estamos continuando la senda que ya comenzamos a marcar en 2015, que nos está aportando unos resultados muy positivos, para avanzar y apostar todavía más directa e indirectamente por el sector cinegético en nuestra provincia. Por ejemplo, continuarán las citas de Sabores del Quijote dedicadas a la gastronomía cinegética y seguiremos apoyando eventos como este que ponen en valor y dinamizan este sector. La caza, como ya hemos hablado, nutre el crecimiento del turismo, genera riqueza y empleo y además es un potente fijador de población en nuestros pueblos. Estas tres premisas son precisamente con las que vamos a trabajar durante esta legislatura donde la lucha contra la despoblación y el turismo influirán toda nuestra gestión de manera transversal y, estoy seguro, de que el sector cinegético será un gran protagonista.

Y para finalizar, y con la caza como protagonista. ¿Algún plato cinegético favorito?

Sin duda, las judías con perdiz roja.