De mayor quiero ser monja y 'youtuber'

M. Lillo
-
De mayor quiero ser monja y 'youtuber' - Foto: sahagundigital.com

Una joven natural de Ciudad Real es novicia en un monasterio de León y difunde el evangelio en la plataforma de vídeos

Marta González Cambronero es natural de Ciudad Real, tiene 23 años de edad y es novicia en el Monasterio Santa Cruz de Sahagún, en León. Desea ser monja, para lo que aún le quedan cuatro años, y youtuber, ya que, debido a su juventud, está muy vinculada a las nuevas tecnologías y recientemente se ha abierto un canal de Youtube, una herramienta con la que esta ciudadrealeña quiere difundir el evangelio y acercar la religión a los jóvenes.   
«Lo del uso de las redes sociales y sobre todo ahora de Youtube es un medio de hacer apostolado, de dar a conocer el evangelio y la vida consagrada. Ese es el objetivo principal», explica esta joven ciudadrealeña que recuerda que hace cuatro años, cuando llegó al monasterio, abrieron un canal de Youtube, si bien detalla que en este último año ha entrado en contacto con youtuber, como el padre Daimiel, que dan a conocer la figura del sacerdote y del evangelio por este medio. «Usan Youtube para abrirse a la gente y para dar a conocer una imagen muy fresca de la Iglesia y que existe y que está bien», dijo para relatar a renglón seguido que, aunque al principio le daba vergüenza hablar a la cámara, finalmente se ha animado y ya ha subido su tercer vídeo a este canal para «darle un giro» a la forma que tienen los jóvenes de acceder al evangelio. 
«Han crecido mucho las visitas, ya con el evangelio empezaron a crecer, pero el primer vídeo se puso en mil visitas al día siguiente o algo así y ahora tiene 2.000», comenta esta vecina de Ciudad Real que explica que vivió en la capital hasta los 18 años, cuando finalizó el Bachillerato y decidió ingresar en este monasterio de Castilla y León. De hecho, comenta que toda su familia vive en Ciudad Real, capital que visita diez días en verano pues indica que si bien su congregación no es totalmente de clausura, no hacen vida activa. De este modo, este monasterio Marta desea combinar su vocación eclesiástica y la youtuber.