Ciudad Real registra su segundo mejor año en donantes

HIlario L. Muñoz
-
Ciudad Real registra su segundo mejor año en donantes - Foto: Tomás Fernández de Moya

Los datos muestran un incremento en la capital pese a la caída regional de donantes y el aumento de las negativas por cambios en los criterios de edad y de población

El Hospital General Universitario de Ciudad Real regresó en el año 2018 tuvo el segundo mejor dato de su historia en el número de donaciones, al registrarse once donantes. El dato solo es superado por el año 2015, en que se alcanzaron los 16, de tal modo que el pasado año es el segundo además en que se alcanzan los dos dígitos en las donaciones. Mientras, el Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan registraron tres donantes, lo mismo que hubo el año anterior. Estos buenos datos en los dos centros de Ciudad Real con programa de donaciones ocurren en un año en que el dato regional cayó de los 72 de 2017 a los 59, en un segundo ciclo de caída tras el récord de donaciones castellano-manchegas que hubo en 2016 con 82 donantes.
Tanto Ciudad Real como Alcázar de San Juan se situaron, de hecho, por encima de su media situada en 7,2 y 2,4 respectivamente. Mientras que el dato regional se ubica en los 60,8, según datos de la Unidad Autonómica de Trasplantes. Todos las donaciones que se efectuaron en la provincia de Ciudad Real ocurrieron en muerte encefálica.
A estos datos hay que sumar los tres donantes, todos en Alcázar de San Juan, como donaciones exclusivas de tejidos.
Esa cifra de bajas donaciones cuenta con el añadido de una alta tasa de negativas familiares, que pasa del 9,2 por ciento al 21,1 por ciento, de tal modo que pasa de estar por debajo de la media nacional en 2017 a situarse más de seis puntos por encima. «El número de negativas ha aumentado porque este año hemos expandido los criterios, como la edad, para que un paciente sea donante», recordó el coordinador médico de Trasplantes del Hospital General de Ciudad Real, Luis Yuste. «Los avances médicos, técnicas y de selección, han permitido aumentar el número de pacientes a los que hemos solicitado la donación», dijo, de tal modo que «se detectan más posibles gracias a los servicios de urgencias, neurología y medicina intensiva» pero «al preguntar más veces» se recibe un mayor número de negativas. Pese a esta situación recuerda que «al considerar un mayor número de pacientes como posibles donantes, al detectar mayor número de posibles, han aumentado tanto el número absoluto 11, como el número de negativas». «Es un buen dato, pero susceptible de mejorar», indicó Yuste.
Por otra parte en las cifras regionales se indica que en 2018 se realizaron 45 trasplantes renales, el único que se hace en la región, en el Hospital General Universitario de Albacete y 37 en Virgen de la Salud de Toledo. Además en Ciudad Real se realizaron siete implantes de córneas, seis de tejido osteotendinoso y 27 de membrana amniótica. Mientras que en Alcázar se realizaron 44 implantes de córneas, 10 implantes de tejidos y siete de membranas.
Caída de la médula ósea. Los datos muestran además la que se ha producido en el número de donantes de médula ósea. En Ciudad Real se ha pasado de unas 800 a situarse en 265 personas inscritas y en Castilla-La Mancha de 5.039 en 2107 a 1.252 el año pasado. Esta donación, «en años anteriores, se vio influenciada por varias campañas nacionales que tuvieron mucha repercusión, pero que sin embargo, no lograban captar a donantes verdaderamente eficaces, por sus características».  En este sentido hay que recordar que el registro no implica la donación final, sino de la inclusión del ‘tipo’ de médula en un archivo para encontrar un posible receptor que la necesite. De este modo, han caído las personas registradas pero se han multiplicado por cinco las donaciones en la región, que pasan de dos a once. «Se han obtenido menor número, pero los que lo han hecho, son mucho más susceptibles de poder donar», dijo Yuste.