El sueño olímpico de Paula Sevilla, en cuarentena

Eduardo Gómez
-

La atleta solanera, campeona de España de 100 y 200 metros lisos, considera que el aplazamiento de los Juegos de Tokio sería una medida justa

Paula Sevilla, junto a varios de los artilugios que ha ideado junto a su familia para continuar los entrenamientos en su casa. - Foto: LT

Paula Sevilla era una de las deportistas con más opciones de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio. La atleta tuvo que abandonar la pasada semana la Residencia Blume en Madrid y llevar el escenario de sus entrenamientos a su domicilio familiar de La Solana.
Justo antes del parón consiguió proclamarse campeona de España absoluta de 200 metros lisos en pista cubierta en un Nacional en el que firmó la tercera mejor marca española de todos los tiempos en esta distancia (23.33), lo que alimentaba sus opciones de acudir a una cita olímpica cuyas fechas, a día de hoy, no están nada claras. 
«Creo que un aplazamiento de los Juegos Olímpicos sería lo más justo. No todo el mundo está entrenándose en igualdad de condiciones, pero es que al margen de eso lo primero es superar esta crisis, que es donde todos debemos centrar nuestros esfuerzos», explica. 
«Está claro que unos Juegos Olímpicos es lo máximo para un deportista, pero según estamos no se puede pensar en eso. No creo que la situación sea la idónea para pensar en celebrar o en disputar unos Juegos Olímpicos».
La atleta entrenada por José Luis Calvo posee opciones de acudir a Tokio por dos vías: integrante del relevo 4x100 de la selección española (es la vigente campeona de España de 100 metros lisos al aire libre) o bien a través del World Ranking en la prueba de 200 metros lisos. «No quiero pensar ahora en eso. La temporada estaba siendo muy buena, pero darle vueltas a la cabeza es hasta perjudicial. Vamos día a día y a superar esta situación con gran entusiasmo».
Tras abandonar la Residencia Blume el pasado jueves, se ha ido improvisando un pequeño gimnasio con el material que tenía en casa y la imaginación de toda la familia. Su madre es costurera y le ha confeccionado un cinturón ruso para poder realizar diferentes ejercicios y junto a su padre ha ideado otros artilugios para potenciar la fuerza, además de adaptar una bicicleta para simular el trabajo en rodillo. 
«El objetivo ahora es mantener la forma para que cuando volvamos sea lo menos duro posible. Lo importante ahora es la salud y que esto finalice cuanto antes», concluye.