scorecardresearch

El COVID desploma el número de visitantes al Parque Minero

Ana Pobes
-

El confinamiento, el cierre en octubre por el aumento de contagios en #Almadén y la prohibición de visitas por las medidas de nivel 3 llevan a registrar la peor cifra desde su apertura en 2006 con solo 5.434 turistas, un 66% menos que en 2019

El COVID desploma el número de visitantes al Parque Minero

La llegada del coronavirus y el cierre perimetral ha ocasionado que el Parque Minero de Almadén despidiera 2020 con el registro de solo 5.434 visitantes, lo que significa un 66% menos en relación al año anterior cuando por el parque pasaron 14.950 personas. Es la peor cifra en cuanto a visitantes desde su apertura en octubre de 2006, y que ha roto la estabilidad de los últimos años en los que se superó la cifra de los 13.000. El dato más bajo se registró en 2013, año en el que se contabilizaron 10.190 turistas.

«El COVID-19 ha divido por tres  las cifras, no solo de visitantes sino también de ingresos», ya que el precio de la entrada «es el único beneficio que mantiene al Parque», comenta Javier Carrasco, director de Actividades Industriales, quien asegura que «la situación no es buena». Unas pérdidas, argumenta,  que de momento está soportando Mayasa, empresa pública propietaria del Parque Minera. «El confinamiento, el cierre en el mes de octubre debido al incremento de contagios por coronavirus en el municipio y las medidas sanitarias reforzadas desde enero, que prohíben las visitas a museos y espacios culturales, ha provocado este descenso», manifiesta Carrasco. En total cuatro meses cerrados, recuerda el director de Actividades Industriales, a los que hay que sumar la escasa afluencia de visitantes en los meses en los que el Parque Minero ha abierto sus puertas al público. Una tendencia a la baja que se espera también este 2021, año en el que las previsiones no son nada halagüeñas y se pronostica también «una mal año para el turismo».  

En relación a las más de 5.000 personas que visitaron las minas el año pasado, apenas hubo visitantes extranjeros y el mes con mayor afluencia de turistas fue agosto con 1.375, según los datos aportados a La Tribuna.

Pero aunque el Parque Minero no recibe a día de hoy visitas por la entrada en vigor de las medidas de nivel 3 reforzadas, dentro de él la actividad no cesa y «se sigue trabajando en labores de mantenimiento». Incluso se ha aprovechado este tiempo de inactividad turística para ampliar el espacio visitable con un nuevo museo etnográfico dedicado a la vida del minero. Un novedoso lugar, explica Carrasco, que se ubicará en el edificio en el que antiguamente se ubicaba el laboratorio de la mina y que Mayasa ya recuperó en el año 2008. El objetivo es incorporar en un futuro este nuevo espacio a las visitas, ya que el inmueble se encuentra en el mismo recinto del Parque Minero, y para ello «se está dotando de contenido».  

La promoción seguirá siendo uno de los principales retos para dar a conocer las minas de Almadén y que fueron reconocidas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en el año 2012. Y con ese objetivo, se ha presentado como candidatura española para obtener el Sello de Patrimonio Europeo, una distinción que concede la Unión Europea (UE) a todos los monumentos, sitios arqueológicos, paisajes culturales o patrimonio inmaterial que hayan desempeñado un papel fundamental en la historia de Europa. Será la UE quien dé el visto bueno. Junto a esta iniciativa, las minas de Almadén recibirán el premio ‘EuChemS a los Monumentos Históricos’ a propuesta de la Real Sociedad Española de Química quien movilizó su candidatura para que fuera reconocido el papel que jugaron en la historia de la química.