Las averías en las tuberías caen casi a la mitad desde 2015

M.Lillo
-
Las averías en las tuberías caen casi a la mitad desde 2015 - Foto: Pablo Lorente

Los datos evidencian que han pasado de 124 a 71 y que el rendimiento técnico de la red de agua ha aumentado tras instalar las válvulas de presión y mejorar las tuberías

Las averías en la red de distribución de agua de la capital han descendido casi a la mitad desde el año 2015 hasta el pasado 2018 en la capital. En concreto, han pasado de 124 a 71, lo que supone un 42,74 por ciento menos, una disminución que la empresa adjudicataria del servicio de agua de Ciudad Real, Aquona, atribuye a las válvulas de presión que se pusieron en funcionamiento el año pasado para reducir los reventones de tuberías y a las obras de renovación y mejora del cierre del anillo principal de abastecimiento de la capital.
A lo largo de este periodo se han impulsado actuaciones de renovación de redes de abastecimiento que venían sufriendo roturas, como es el caso de la avenida de los Descubrimientos, de la avenida de Europa o de la avenida de Camilo José Cela, además de la instalación de las mencionadas válvulas y otras actuaciones que se llevaron a cabo por el equipo de Gobierno, que ya en verano cifró en 2 millones de euros la inversión ejecutada en la mejora del ciclo hidráulico.
De hecho, el equipo de Gobierno se marcó como reto la renovación de los 97 kilómetros de tuberías de fibrocemento que había en la ciudad, un material obsoleto y que está detrás de casi todos los reventones y, si bien, aunque no se han renovado en su totalidad, sí se ha avanzado en parte en este objetivo con la filosofía de invertir también en lo que no se ve, en las tuberías de la red de abastecimiento de la ciudad. «No obstante, sigue siendo necesario continuar con las inversiones de renovación de redes», informa a este diario el gerente territorial de Aquona, Antonio García Pastrana.
De este modo, los datos ponen de manifiesto que las averías naturales en la red de distribución han pasado de las 105 detectadas en 2015, a las que hay que sumar las 19 reparadas en las campañas de búsqueda de fugas (124 en total), a las 62 averías naturales en la red de distribución del pasado 2018 y las 9 nueve localizadas y reparadas mediante las campañas de fugas (las 71 mencionadas). Del mismo modo, las averías en acometidas domiciliarias también han ido a la baja: de 240 en 2015 a 129 en el pasado ejercicio, según los datos facilitados a este diario.
Como consecuencia de estos datos se ha conseguido una mejora del Rendimiento Técnico Hidráulico de la red de agua, de manera que se pierde menos agua a causa de las fugas en las tuberías. En el año 2018 este rendimiento se situó en el 78,77 por ciento, un aspecto que también destacan desde Aquona.  
En total, durante el año pasado la Brigada Buscafugas de Aquona inspeccionó 173,94 kilómetros de la red de distribución para ‘dar caza’ a posibles pérdidas en el suministro de agua, del mismo modo que entre las actuaciones que ha realizado en la red de distribución de agua destaca la sustitución de 14 hidrantes, el cambio de 16 válvulas de compuertas en la red, así como de tres ventosas y de 44 acometidas domiciliarias.
A lo largo del año pasado, la adjudicataria del servicio de agua de la capital ha seguido desarrollando planes de mantenimiento preventivo, como es el caso del plan de búsqueda de fugas de agua, el de mantenimiento cartográfico, el de mantenimiento de las válvulas especiales, purgas en la red, muestreo analítico o mantenimiento de hidrantes.