Los ribereños, sin capacidad decisoria ante el trasvase

J.A.J.
-

El político Francisco Pérez Torrecilla podrá hablar en la sesión del próximo martes sólo como invitado. Votarán sobre una nueva derivación los vocales técnicos, entre ellos el representante de Taibilla

Torrecilla, con camisa blanca, junto al presidente de la nueva Mancomunidad, Borja Castro.

Mientras arranca la Mesa regional del Agua, el próximo martes 10 de septiembre quedará en la historia del conflictivo Trasvase Tajo-Segura como la primera vez que en su principal órgano rector, la Comisión de Explotación, se escuchó la voz de los municipios ribereños de los embalses de la cabecera del Tajo. Estos han encabezado históricamente la oposición a las derivaciones de agua. Pero este hito, que  ha copado la actualidad de la región desde que fue avanzado por la ministra para la Transición Ecológica Teresa Ribera a finales de julio, no irá más allá de lo simbólico.
 La propia Mancomunidad ribereña reconocía el miércoles que su representante en la Comisión, el alcalde de Sacedón Francisco Pérez Torrecilla, no tendrá ninguna capacidad decisoria sobre un futuro trasvase cuando intervenga en ella. «Con voz, pero sin voto, el representante de los ribereños, Francisco Pérez Torrecilla tendrá la oportunidad de explicar de primera mano las necesidades de la cuenca cedente, para que se cumpla la ley sin aferrarse a los máximos permitidos», arrancaba su nota en la que anunciaba la «invitación» que les había transmitido por teléfono el presidente de la Comisión, Manuel Menéndez.
El detalle de la «invitación» no es baladí, ya que desde hace años la Comisión cuenta con miembros invitados, con capacidad de voz pero sin voto sobre si se aprueba o no un trasvase o sobre el volumen de agua que lo forma. Entre esos invitados se encuentra la propia Junta de Comunidades, con capacidad para enviar a la Comisión a un representante al igual que los gobiernos autónomos de la cuenca del Segura, los de Murcia y Valencia. Ytambién tiene este rango de invitado el Sindicato Central de Regantes del Trasvase (Scrats), el mayor defensor de su continuidad.
La falta de capacidad decisoria del representante de los ribereños, por cierto, fue avanzada por el Scrats en un acto en defensa del  Trasvase celebrado el martes en Murcia. El Sindicato insistió en que los ribereños acudirán «sin voto», igual que ellos.
los ribereños no emulan a taibilla. Quien sí podrá votar es la entidad a la que los ribereños buscan emular con su mancomunidad. Se trata de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, que agrupa a los municipios de Murcia y parte de Alicante y Albacete para abastecerles de agua. Su vocal, a diferencia del político Torrecilla, es su director. Es un cargo técnico como el resto de vocales ‘de número’ de la Comisión, los directores técnicos de confederaciones del Sur de España como la del Júcar, la del Segura, y la del Tajo.