scorecardresearch

La gran empresa interesada en el polígono Oretania renuncia

M. Lillo
-

El Ayuntamiento atribuye la decisión, sobre todo, a la crisis de materiales y al incremento de los precios

Terrenos en los que está proyectada la construcción del futuro polígono Oretania de Ciudad Real. - Foto: Rueda Villaverde

El polígono Oretania ha vuelto a la casilla de salida después de que la gran empresa que había manifestado su interés por instalarse en esta promoción de suelo industrial haya renunciado finalmente a ubicarse y  trasladase al Ayuntamiento que su interés se había «enfriado», según explicó a este diario el concejal de Promoción Económica, Pedro Maroto.

El edil reconoció que era una empresa que si bien no se había inscrito en el proceso de precomercialización que se abrió el año pasado con la Entidad Estatal de Suelo (Sepes), sí mantenía el interés por ocupar hasta 80.000 metros cuadrados, lo que hubiera permitido el desarrollo de la primera fase, dado que Sepes exigía al menos un 50 por ciento de ocupación de los 100.000 primeros metros cuadrados para dar luz verde a la ejecución.

Sin embargo, ahora el interés de esta empresa, de la que se desconoce su ámbito profesional dado que trabaja a través de una consultora, ha dejado «en stand by» la petición, pese a la voluntad del Ayuntamiento de impulsar su instalación y de Sepes de «unificar parcelas» para haber hecho posible su ubicación en esta primera fase del polígono Oretania.

El concejal del área atribuyó esa pérdida de interés al contexto actual de crisis y de incertidumbre motivado por la pandemia y principalmente a los elevados precios de las materias primas. Maroto señaló a que «el precio del acero se ha duplicado, el del cobre casi se ha triplicado y el coste de la energía está disparado».

A pesar de este jarro de agua fría que impide el desarrollo actual del polígono, Maroto asegura que desde el Ayuntamiento «no se tira la toalla» y que seguirán buscando empresas que estén interesadas en invertir en Ciudad Real y ubicarse en Oretania, por lo que apostó por «seguir con la promoción» de la capital.

Actualmente hay solo una empresa que se inscribió en la precomercialización de Sepes y que demanda una superficie de 5.000 metros cuadrados, insuficientes para alcanzar, al menos, los 50.000 que exige Sepes, por lo que la renuncia de esta gran empresa dificulta aún más el futuro del polígono.