Derivadas siete mujeres a la acogida durante 2018

Hilario L. Muñoz
-

La memoria de la entidad muestra un incremento de sus cifras en atención y la contratación de 18 víctimas a través de los planes de empleo municipales

El Centro de la Mujer derivó a siete ciudadrealeñas a recursos de acogida para mujeres víctimas de violencia de género y mujeres jóvenes en desprotección social durante el año 2018. El año anterior fueron cinco las mujeres derivadas a estos recursos. La cifra es una de las muchas que se recogen en la memoria del centro y en la que se muestra un incremento de las atenciones durante el pasado año en todos los ámbitos. En total hubo 3.319 consultas, frente a las 2.976 del año 2017, un 11,5 por ciento más. Pese a este incremento fueron menos las mujeres que se acercaron al centro, 622 en 2018 por 627 del año anterior, lo que implica que hubo mayor número de consultas a estas mujeres que demandaron asesoramiento jurídico, de empleo, psicológico y social.
Esta última es una de las claves del servicio del centro de la mujer, en cuanto a la atención a las víctimas de violencia de género. De hecho a esas siete víctimas derivadas, se une el seguimiento de 28 mujeres que contaban con el servicio e Atención y Protección para Mujeres Víctimas de Violencia de Género (Atenpro). A 31 de diciembre de 2018 eran 13 los dispositivos que estaban en funcionamiento. También por ejemplo desde el servicio se elaboraron 56 informes a petición de víctimas dirigidos a la solicitud de ayudas a las que tienen derecho tras la denuncia y la condena, como la Renta Activa de Inserción o para acceder a una vivienda de protección. La labor es similar a la que hubo el pasado año y de hecho, en total hubo 896 consultas en 2018, respecto a las 813 del año anterior.
El segundo área por volumen de consultas, 884, fue la jurídica con especial relevancia en el Derecho de Familia en todas sus manifestaciones (relaciones de pareja, con los hijos y con el patrimonio familiar) y con especial atención al «elevado número de consultas» que tienen «un componente de violencia de género no denunciado». El segundo es el derecho Penal, con la denuncia, donde la memoria pone el acento en las consultas relacionadas con la violencia de género en población joven, así como violencia intrafamiliar. «Con respecto al perfil de las usuarias no varía sensiblemente de años anteriores, aunque se mantiene el incremento de mujeres extranjeras, mayoritariamente sudamericanas, seguidas de marroquíes y europeas», se dice en la memoria. Se trata de la única área que desciende en el Ayuntamiento, de los 919 de 2017.
empleo y psicología. El empleo compone la tercera área en relevancia con 813 consultas y con el destacado de que 18 mujeres víctimas de violencia de género fueron contratados por los planes de empleo a través del Impefe. Esta área pasa de las 741 consultas a las 813. «El aumento se da en consultas que solicitan apoyo e información en el área de empleo, como apoyo en la confección del curriculum vitae, con el fin que se adapte a las necesidades del mercado laboral que actualmente solicita un curriculum funcional, por competencias y visual», indica el texto.
Por último en datos se encuentra el área que más crece, la psicológica, y que pasa de las 503 a las 726 consultas. «Con respecto a los tiempos de espera, para recibir primera atención, ha sido de aproximadamente 20 días, de 1 en casos de urgencia, incluso si vemos que el riesgo es extremo es asistida en el mismo día», se dice en la memoria. Esa espera era de ocho días en 2017.