El Parque contará con un plan contra incendios

D. R.
-

El Plan Rector de Uso y Gestión contempla tener un catálogo de infraestructuras recreativas y deportivas, un inventario de tendidos eléctricos y cartografía propia

El Parque contará con un plan contra incendios - Foto: Fotos Rueda Villaverde

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, que espera ver la luz en este mismo mes de marzo según las previsiones de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, contempla la elaboración y aprobación de planes parciales o sectoriales para regular este espacio protegido. Entre ellos, se recoge la necesidad de disponer de un Plan de Uso Público, el cual incluirá una red de rutas de senderismo, bicicleta, ecuestres y vehículos a motor, una red de puntos de información, actividades de remo y vela, actividades turísticas programadas con ánimo de lucro, una red de miradores y puntos de información, entre ellos el ya anunciado Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes, para el que hay destinada una partida económica de 2.250.000 euros.
Además del Plan de Uso Público, el borrador del PRUG -al que ha tenido acceso este diario- contempla otras medidas a realizar para compatibilizar el uso de este espacio protegido con sus usos tradicionales, entre ellos una red de cortafuegos y áreas cortafuegos, un plan de defensa contra incendios forestales, una red básica de caminos privados de servicio y acceso a infraestructuras con el inventario de caminos abiertos al uso público en función de los usos, recreativos, turísticos o deportivos, y un catálogo de infraestructuras recreativas y deportivas necesarias, así como su idoneidad y equipamiento.
También será necesario establecer criterios y fórmulas de acreditación de guías, regular las actividades deportivas en colaboración con las federaciones deportivas regionales, actualizar la página web del Parque Natural «con toda la información precisa para su difusión pública», elaborar un inventario de tendidos eléctricos, contar con una cartografía propia del Parque Natural y editar un boletín informativo periódico destinado a los ayuntamientos, mancomunidades, empresas de hostelería y turismo, vecinos, centros docentes y demás personas o grupos sociales singularmente vinculados con este espacio protegido.
También se prevé en el PRUG disponer de un programa de voluntariado y otro de actuaciones de adaptación al cambio climático. En base a ello, la dirección del Parque Natural preverá el seguimiento de las actuaciones de conservación, restauración y gestión del mismo.
Además, se prestará «especial atención» a que la formación y capacitación del personal adscrito a este espacio protegido «sean las adecuadas para su mejor gestión, adoptando al efecto las medidas necesarias». En particular, se recoge que se fomentará la realización de actividades formativas, de reciclaje y formación continuada que sean precisas.
El PRUG también hace mención a la vigilancia del Parque Natural, la cual se organizará en colaboración con los Agentes Medioambientales de acuerdo con una programación específica y dinámica que responda a los riesgos previsibles que puedan afectar a los diferentes valores naturales. Esta vigilancia estará coordinada con la que se organice para el exterior.
Por último, se mantendrá permanentemente actualizado un sistema de información geográfica que permita el uso aplicado a la gestión de la información disponible relativa, al menos, a la fauna, flora, geomorfología y limnología. También se mantendrá un archivo con todos los estudios, proyectos de investigación y publicaciones realizadas del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.
 


Las más vistas