La berrea se oye en Cabañeros pero las reservas son "flojas"

Ana Pobes
-

El sector hotelero y la empresa concesionaria de las visitas guiadas en 4x4 confían en que los turistas aceleren las reservas a partir del 15 de septiembre

La berrea se oye en Cabañeros pero las reservas son "flojas" - Foto: Rueda Villaverde

Los bramidos de los ciervos se escuchan desde hace ya una semana en el Parque Nacional de Cabañeros, pero las reservas hoteleras y de las rutas 4x4 están siendo «muy flojas» en relación a otros años en época de berrea. Aún así el sector es optimista y confía en que con la llegada de las lluvias y la bajada de temperaturas se activen las reservas para escuchar en un lugar único el sonido gutural que emiten los machos.    
Jesús Pozuelo es el director comercial de la empresa concesionaria del servicio 4x4 en el Parque de Cabañeros. Señala que a pesar de que este fin de semana ya se puede escuchar y observar el instinto reproductor de los ciervos «no está siendo muy fuerte y aún quedan muchas plazas por llenar» salvo que el sábado por la tarde «está completo». El motivo, achaca, a la falta de promoción del parque y que muchos turistas «no reservan hasta que los medios de comunicación publican algún reportaje de berrea», por lo que a partir del 15 de septiembre «vendrá el golpe fuerte y las reservas, como ocurre cada año, empezarán a acelerarse». De hecho, señala, para el último fin de semana de septiembre y el primero de octubre el nivel de ocupación se sitúa en torno a un 70 por ciento. En un solo día las rutas 4x4 acercan a unas 200 personas el bramido de los ciervos en el parque, donde «dependiendo de muchos factores la berrea empieza a decaer a mediados de octubre con un descenso muy paulatino», argumenta.    
De la misma opinión es el presidente de los empresarios de Horcajo de los Montes (Hortur), donde se ubica el Centro de Interpretación. En declaraciones a La Tribuna señala que «las reservas están siendo más flojas que otros años y para este fin de semana solo tenemos un diez por ciento de ocupación. Así por ejemplo, de los 18 bungalows que ofrece el camping del que es propietario «solo hay cuatro reservados». «No sabemos la causa, pero otros años por estas mismas fechas había mayor ocupación, aunque también es cierto que luego llegan reservas sobre la marcha», comenta al tiempo que señala que la berrea «tiene cada vez menos tirón entre los turistas y cada vez viene menos gente, pues las reservas van descendiendo». Asimismo, lamenta el interés de la Administración por promocionar un parque «único». Y esa falta de promoción turística de Cabañeros, subraya, está obligando a cerrar negocios de hostelería y restauración, y «los que quedan se mantienen como pueden». En los últimos años más del 50 por ciento de los establecimientos de la comarca de Cabañeros han tenido que cerrar sus puertas. Es el caso, por ejemplo, de los dos únicos restaurantes que había en Alcoba de los Montes o el hotel de Horcajo de los Montes, «uno de lo más grandes de la comarca», puntualiza.
Por todo ello, y ante esta situación no es de extrañar que el sector hotelero lance un grito de SOS a la Administración para promocionar un parque nacional que, según los últimos datos, «es el menos visitado de la red nacional de parques con tan solo 110.000 visitantes anuales, cuando la media en el resto de parques se sitúa en un millón». «Cabañeros necesita mucha promoción pero también un modelo de visitas más accesible y económico» como puede ser, puntualiza, la creación de observatorios, ya que «la única forma que hay en la actualidad de ver la berrea en el parque es a través de la contratación de las rutas 4x4 y no todas las familias pueden pagar esos precios». Diferentes reivindicaciones que se expondrán de nuevo en la reunión de la Carta Europea Sostenible que se celebrará el próximo 18 de septiembre.
España cuenta con un total de  15 parques nacionales, de los que dos están en la provincia de Ciudad Real. Se trata del Parque Nacional de Cabañeros y del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.