Duro revés para el Vestas Alarcos

La Tribuna
-

26
Vestas Alarcos
30
Barça B
Finalizado
El conjunto ciudadrealeño se aleja de la fase de ascenso tras perder con el Barça B en un partido que se decidió por el atasco ofensivo de los locales en el segundo periodo

Sergi Mach dirige una acción de ataque del Vestas Alarcos. - Foto: Pablo Lorente

El Vestas Alarcos recibió un duro castigo ante el Barça B que seguramente le obliga a replantearse sus objetivos y centrarse más en salvar la categoría sin apuros, toda vez que la fase de ascenso comienza a alejarse demasiado, a pesar de que falta por disputarse aún un tercio de la competición. Sin embargo, el equipo que entrena Javier Laguna no consigue la regularidad necesaria ni transmite buenas sensaciones en algunas fases, lo que en una categoría tan exigente como esta División de Honor Plata se paga caro. Ya son tres jornadas sin conocer la victoria y el filial azulgrana, que llegaba al Quijote Arena en plena crisis de resultados (cinco derrotas y un empate en las últimas jornadas) alimentar las dudas de los ciudadrealeños, que al menos pueden congratularse del regreso de Juan Lumbreras. 
La primera mitad fue muy equilibrada. A pesar de que costó abrir el marcador, el choque tuvo un ritmo alto, por momentos frenético, lo que se tradujo en varias imprecisiones. Poco a poco el Vestas Alarcos consiguió leer la defensa rival para ver puerta con facilidad y logró ponerse por delante  por primera vez en el marcador en el minuto 14 (9-8), con un tanto de Brian Negrete.
Reaccionó el Barça B con un parcial de 0-3, pero el cuadro manchego reaccionó liderado por un espléndido Sergi Mach y con un parcial de 4-0 obligó al técnico visitante a solicitar tiempo muerto, aunque las fuerzas se mantuvieron bastante igualadas hasta el descanso (15-14).
La puesta en escena en el segundo periodo no fue la esperada. El Barça B mejoró en defensa y cortocircuitó el ataque local. Carles Asensio acabó con la sequía desde los seis metros y el Vestas Alarcos mejoró notablemente sus prestaciones defensivas. También se mostró más contundente atrás el Barça B y el Vestas Alarcos apenas pudo marcar dos goles en 14 minutos. Así es difícil ganar, pero un nuevo arreón permitió a la afición ciudadrealeña soñar con la remontada (21-22, m. 49). 
Fue un espejismo porque una rigurosa exclusión de Brian Negrete y dos pérdidas en ataque dieron oxígeno a un Barça B, que no perdonó.