Curry afina su punto de mira

SPC
-
Curry afina su punto de mira - Foto: JOHN G. MABANGLO

Tras ver incrementada su precisión, el base de los Golden State Warriors confiesa que sufre queratocono, una enfermedad ocular degenerativa que le obliga a llevar lentillas

En sus últimos nueve partidos, Stephen Curry ha anotado por lo menos cinco triples en cada uno de ellos, algo que jamás había conseguido antes en su carrera, por lo que se ha convertido en uno de los hombres del momento de la NBA. Además, los 56 aciertos en los 109 triples que ha lanzado durante este periodo elevan su porcentaje de acierto al 51,4%, cifras extraordinarias incluso para el tercer jugador con más triples en la historia de la liga.

Pero todo tiene explicación.

Sorprendiendo a los espectadores, al acabar el partido de la victoria de los Golden State frente a los Nuggets (116-102), Curry dijo el por qué de su mejoría en precisión: "He empezado a llevar lentillas". Los reporteros se echaron a reír ante la explicación pero el estadounidense insistió: "Estoy hablando en serio".

Posteriormente, para The Athletic, el mejor tirador de la historia de la NBA habló de su enfermedad con Marcus Tomphson, periodista de su confianza. Sus problemas de vista se deben a una enfermedad llamada queratocono, una malformación degenerativa ocular que provoca una modificación en la forma de la córnea, que adquiere una forma de cono.

Curry sufre de visión borrosa y de distorsión de las imágenes, lo que provocaba el habitual gesto de entrecerrar los ojos que hacía el base. Ahora, con las lentillas, esa patología se ha visto reducida y permite al estadounidense encarar la recta final de la temporada regular de la NBA en su mejor momento de forma, con el objetivo de superar los 2.470 triples que ya lleva en su palmarés.