La AIReF ve margen de mejora en el uso de biosimilares

J.D.Bazaga
-

Según un estudio realizado por la entidad, solo en un 20 por ciento de las Comisiones de Farmacia y Tratamiento existe una colaboración habitual entre centros de la región

La AIReF ve margen de mejora en el uso de biosimilare - Foto: David Pérez

La Autoridad independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha puesto de manifiesto la escasa coordinación en la gestión de las comisiones de farmacia y tratamiento, y la poca penetración del uso de los medicamentos biosimilares, donde existe mucho margen de mejora. Lo ha hecho en un extenso estudio presentado sobre gasto farmacéutico hospitalario, coordinación en la gestión, y de inversión en equipamiento tecnológico, enmarcado en la segunda fase del Spendind Review que viene realizando este organismo, y en el que se ha analizado una partida de gasto público que alcanzó los 7.000 millones de euros en 2018.
En el caso de Castilla-La Mancha, la AIReF revela que el porcentaje de dosis de biosimilares consumidas en hospital, sobre el total de consumo del principio activo, es de un 46,8 por ciento, por lo que aún existe margen de mejora para incrementar el uso de estos medicamentos que contribuiría a mejorar la eficiencia y sostenibilidad del sistema sanitario.
No en vano, este organismo incide en que, en términos comparativos, la penetración de biosimilares en España se encuentra por debajo de la media europea en tres de los seis principios activos para los que se dispone de datos, por lo que propone un mayor uso de estos medicamentos, tanto para nuevos pacientes como pacientes ya en tratamiento, dado que se espera que la entrada de nuevos biosimilares y su utilización generen unos ahorros brutos medios de unos 950 millones de euros por año entre 2020 y 2022 en España.
En este sentido, se puso sobre la mesa la escasa capacidad de decisión de las comunidades autónomas en la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos y Productos Sanitarios ya que, a pesar de ser las que soportan el gasto farmacéutico, solo cuentan con 3 de los 11 votos.
Más Coordinación. En cuanto a la coordinación, el estudio de más de 300 páginas publicado por la entidad que dirige Cristina Herrero también recalca que se llevan a cabo multitud de evaluaciones de medicamentos con capacidad de mejora en la coordinación. En Castilla-La Mancha el porcentaje de Comisiones de Farmacia y Terapéutica de hospital que trabaja en red con otras Comisiones de hospital de la misma comunidad autónoma alcanza el 20 por ciento de colaboración habitual, mientras que el 47 por ciento se produce solo de manera ocasional, y en el 33 por ciento de los casos no colaboran. En cuanto a la colaboración de las Comisiones con centros de otras comunidades autónomas, en el 93 por ciento de los casos no colaboran, y solo un 7 por ciento lo hacen de manera ocasional.
En este sentido, la AIReF propone la creación de una red de colaboración entre las diferentes comisiones para trabajar en red a nivel nacional y coordinada por el Ministerio de Sanidad, para lo que sería necesario dotarla de independencia y presupuesto propio. Una fórmula para mejorar el flujo de información, reforzar la evaluación conjunta de medicamentos, la preparación de guías clínicas y el intercambio de información de alto valor sobre usos terapéuticos.
De esta forma se alcanzaría una mayor eficiencia en el procedimiento al reducirse el número de evaluaciones realizadas del mismo medicamento, lo que derivaría en un menor consumo de recursos y en una disminución en los tiempos de acceso.
Antiguos y poco utilizados. Sobre la utilización de equipos de alta tecnología, la AIReF afirma que el parque de equipos TAC instalados en España presenta un mayor grado de obsolescencia que en la mayoría de los países europeos. Así, España cuenta con equipos que en un 35 por ciento de los casos tienen más de 10 años, un 32 por ciento entre 5 y 10 años, y un 33 por ciento que tiene menos de 5 años.
En Castilla-La Mancha la antigüedad de los equipos de alta tecnología de los hospitales públicos es en un 63 por ciento de los casos superior a los 10 años, un 13 por ciento entre 5 y 10, y un 24 por ciento con menos de 5 años. Es por ello que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal sugiere, en términos generales para todas las comunidades autónomas, la implantación de «una estrategia de inversión que permita converger hacia la media europea en niveles de dotación y obsolescencia atendiendo a la intensidad de uso», ya que también pone sobre la mesa una infrautilización del equipamiento tecnológico.
Para este análisis se han llevado a cabo entrevistas con los equipos de dirección y gestión en 41 hospitales del SNS, que en Castilla-La Mancha han sido el Hospital General de Ciudad Real y el Complejo Hospitalario de Toledo.
Por último, en cuanto a los sistemas de información, el grado en que los sistemas de gestión e información del Servicio de Farmacia están integrados con otros sistemas de información clínica del paciente en Castilla-La Mancha es del 93 por ciento, de las más altas del país, donde existen aún muchas diferencias entre comunidades, por lo que la AIReF propone un mayor desarrollo de estos sistemas que faciliten el trabajo en red y la integración e intercambio de información entre los servicios clínicos, centros hospitalarios y servicios regionales de salud.