El ICIO deja un millón de euros más de lo previsto

M.Lillo
-
El ICIO deja un millón de euros más de lo previsto - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Ayuntamiento contempló en el presupuesto de 2018 unos ingresos de 550.000 euros por este impuesto, del que ya ha cobrado más de 1,5 millones de euros

El Ayuntamiento de Ciudad Real ha ingresado un millón de euros más de lo previsto inicialmente a través del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), un tributo que está vinculado a las licencias de nuevas edificaciones o reformas de inmuebles y que ha experimentado un incremento significativo en el último año. En concreto, en el presupuesto de 2018, la previsión de recaudación del ICIO se cifró en 550.000 euros, mientras que el importe ya cobrado por este concepto relativo al año pasado ascendió hasta los 1.575.000 euros, es decir, un millón de euros más de lo previsto. No obstante, esta cantidad podría ser todavía mayor si se tiene en cuenta que el Consistorio tiene derechos reconocidos, el dinero que tendría derecho a cobrar,  en el ICIO por casi dos millones de euros, en concreto, por 1.952.093 euros.
Así lo detalló a este diario el concejal de Hacienda, Nicolás Clavero, quien apuntó al «despegue» que se ha registrado en la construcción y, por tanto, en los ingresos que reciben las arcas municipales derivados de esta actividad.
A la hora de hacer sus cuentas, el Ayuntamiento fue «prudente» en cuanto a la previsión de ingresos del ICIO de 2018, sobre todo teniendo en cuenta el desplome que registró el sector de la construcción durante la crisis económica, que se tradujo en un parón de la actividad. De este modo, los ingresos por ICIO se situaron por debajo del millón de euros, si bien Clavero destacó el incremento registrado en 2018 y confía en que esta tendencia se mantenga a lo largo de este 2019.
No obstante, en la elaboración del presupuesto de este año se mantiene cierto nivel de prudencia, ya que los ingresos que se prevén por ICIO llegan a 1.567.019 euros, por debajo del importe ya cobrado en 2018. Gracias al incremento experimentado en este tributo se sufragarán algunas de las enmiendas que se incorporaron al presupuesto municipal, que salió adelante la semana pasada tras el cambio del sentido de voto de Ganemos. Entre las propuestas incorporadas al proyecto económico por parte de Ganemos destacan los 200.000 euros para avanzar en la construcción de carriles-bici fuera de ronda; los 10.480 euros en los que se incrementa la aportación a la protectora de animales La Bienvenida; o los 6.000 euros para la adquisición de material para la Casa de la Ciudad. A propuesta del PP también se dio luz verde al incremento en 15.000 euros para las subvenciones a asociaciones sociales de la capital o las becas de investigación propuestas por el Grupo Municipal Ciudadanos.
Para Clavero, el aumento de la recaudación del ICIO guarda relación con la recuperación que se comienza a percibir en el sector de la construcción, que se está traduciendo en mayor medida en la construcción de unifamiliares y de pequeños bloques de viviendas, cuyas licencias se van aprobando  cada cierto tiempo en las Juntas de Gobierno Local.
No obstante, la recaudación municipal por el ICIO está muy alejada de la obtenida en los años del boom inmobiliario, que llegó a ser «ocho o nueve millones de euros», comentó el concejal de Hacienda para puntualizar que no cree que se llegue a ese nivel tras los duros años de ajustes que ha vivido el sector y comentó que «se podía haber utilizado mejor» por parte de los anteriores mandatarios municipales, que tenían en este tributo una de las principales fuentes de ingresos en la ciudad.
El ICIO no es el único impuesto vinculado al sector inmobiliario que ha crecido. También lo ha hecho el Impuesto sobre el Incremento del Valor de Terrenos Urbanos, conocido comúnmente como las plusvalías. En este caso, los derechos de cobro de este tributo que tiene reconocidos el Ayuntamiento relativos a 2018 se cifran en 2.193.000 euros, una cifra también muy superior a los 805.000 euros que preveía el Ayuntamiento en el presupuesto del año pasado.
De este modo, para este año 2019, el Ayuntamiento de Ciudad Real ha aumentado su previsión de ingresos por esta vía y lo ha situado en los 1.925.000 euros. No obstante, Clavero recordó que el Ayuntamiento no cobra este impuesto en el caso de las operaciones de compraventa de viviendas que se realicen sin que se produzca beneficio para el vendedor. «En este caso no se tramitan», dijo el concejal de Hacienda en referencia a las sentencias que se conocieron en España en relación con este impuesto y que dio lugar a la tramitación de solicitudes de devolución por parte de contribuyentes que lo habían abonado a pesar de no haber obtenido beneficios por la venta de sus inmuebles. No obstante, no disponía del dato sobre dicho número de peticiones. Por último, el concejal de Hacienda reconoció el incremento que se ha producido en estos dos impuestos, vinculados al sector inmobiliario, por lo que destacó que desde que el PSOE está en el gobierno en el Ayuntamiento «mejora» el sector inmobiliario y la economía.