Un negocio de 350.000 euros en cuatro municipios

HIlario L. Muñoz
-
Un negocio de 350.000 euros en cuatro municipios

Airdna, empresa que se dedica a analizar datos de rentabilidad de pisos turísticos, muestra un aumento del 28% en cuatro zonas turísticas

Un total de 351.929 euros supusieron los ingresos recibidos por los apartamentos ofertados en la web Airbnb durante 2018 de en cuatro localidades clásicas del turismo en la provincia de Ciudad Real: Almagro, Ruidera, Ciudad Real y Campo de Criptana. Entre los cuatro municipios se ofertaron 113 inmuebles para el turismo con ocupaciones que de media fue del 38% en los cuatro municipios. Los datos han sido aportados por la empresa Airbnb, que ha mejorado el sistema de búsqueda de ciudades y aporta datos concretos sobre el mes y el valor real de los espacios, así como su comparativa si se tratara de un hotel. 
En este sentido, se muestra que el negocio logrado por estos pisos se incrementó respecto al logrado en 2017 cuando los ingresos sumaron 274.882 euros. El año pasado hubo un 28% más de ingresos gracias también a que aumentaron en un 20 por ciento los inmuebles disponibles, de 93 a 113 y en algo más de siete puntos la ocupación media del 30,9 por ciento de 2017 al 38,06 del año pasado. 
Por ciudades, el mayor incremento, según los datos aportados por la empresa, se produjo en Campo de Criptana donde se pasó de los 11.049 de 2017 a 25.519 euros, gracias al incremento en casi 20 puntos de la ocupación en los cinco inmuebles que de media se ofertan en Airbnb. La ocupación media se situó en 2018 en un 48,6 por ciento. 
Por incrementos sigue la capital que pasa de los 68.759 euros de 2017 a 113.421 euros, en este caso se une un incremento de la demanda en siete puntos, hubo una ocupación del 49,8 por ciento, con un mayor número de inmuebles que pasaron de 26 a 33 de media ofertados. 
Almagro es la tercera localidad en este incremento de euros ingresados por pernoctaciones en pisos turísticos, con un 9,3 por ciento más que en 2017, y 124.381 euros. En este caso es el incremento de la oferta lo que permite mejorar los datos, al pasar de 37 viviendas turísticas a 47, lo que amortigua la caída de la ocupación de estos inmuebles que pasa de un 32,2 por ciento de media a un 28,3 por ciento. 
Ruidera tuvo, por último, un incremento 7.000 euros y alcanza los 88.606 en 2018, con una ocupación del 25,5 por ciento en las 28 viviendas ofertadas por Airbnb.