Escocia marca el camino contra la despoblación

L.G.E.
-

Las Tierras Altas tienen una agencia semipública, que está al margen de cambios políticos y que desarrolla proyectos educativos, empresariales e infraestructuras

El primer compareciente de la Comisión de Despoblación de esta mañana fue Ángel Mayordomo, de CEOE Cuenca, que es de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Los integrantes de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa hicieron una visita a una región del norte que ha conseguido cambiar la curva de la despoblación: Escocia. « Aprendimos mucho de las medidas que estaban poniendo en marcha, nos empapamos bien de toda las actuaciones», cuenta Ángel Mayordomo, que es de la patronal conquense CEOE, «habían conseguido generar ilusión de habitantes de aquella zona, ayudando a traer personas a su territorio».
Mayordomo relató esta experiencia esta mañana en la Comisión de Despoblación de las Cortes recalcando además que las Highlands (las Tierras Altas de Escocia) no lo tienen fácil, ni por clima ni por geografía, con población distribuida además en islas. Con todo, señaló que tienen conectividad 5G mientras que en la Serranía de Cuenca «es una utopía».
El representante de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa propone a los diputados que se haga como en Escocia y se ponga en marcha una Agencia de Desarrollo Territorial. Aseguró que allí ha funcionado, que se trata de un organismo semipúblico, con profesionales de solvencia, que tiene capacidad para desarrollar infraestructuras, proyectos educativos o empresariales y que trabaja al margen de los vaivenes políticos. «Los proyectos que determinan que deben desarrollarse, se desarrollan esté el Gobierno que tenga que estar», apostilló.  
Tres cosas tiene Cuenca que no tiene Madrid. Mayordomo explicó también el proyecto ‘Invierte en Cuenca’ con el que han diagnosticado los tres puntos fuertes de su provincia para atraer proyectos empresariales:su ubicación geográfica entre Madrid y Valencia,  las líneas de ayudas diferenciadas por ser zona prioritaria y que cualquier proyecto «será atendido de primera mano por todos los representantes institucionales», algo inviable en otras regiones como País Vasco, Cataluña o Madrid. Además aprovechó para ‘vender’ Cuenca si se quieren poner en marcha proyectos pilotos contra la despoblación.